“En el país, las fuertes lluvias llegaron para quedarse”

Fuertes tormentas, récord de precipitaciones y severas inundaciones. Este es el panorama del clima que sufre la Argentina en los últimos meses y que ha provocado muertes y grandes pérdidas materiales. “Estas situaciones llegaron para quedarse”, aseguró a Crónica un experto en climatología, quien reconoció que en el país, efectivamente, llueve mucho más que antes. Según el profesional, también es habitual que haya temperaturas frías en verano y días calurosos en invierno, por lo que habrá que acostumbrarse a estos cambios.

“En nuestro país cambiaron los regímenes pluviométricos y se están dando más lluvias que antes. Esto es a causa o a consecuencia del cambio climático que está ocurriendo en el planeta Tierra, ya sea por la industria, los combustibles fósiles o el consumismo”, explica Luis Dopazo, responsable del área de Hidrometeorología del Centro Regional del Litoral del Instituto Nacional del Agua.

El temporal que dio inicio al 2019 dejó cientos de calles inundadas, casas destruidas y zonas rurales aisladas, además se registraron vientos fuertes y una notable baja de la temperatura.

¿Pero por qué sucede esto? “Estas lluvias extremas son por el fenómeno del Niño (un evento asociado a un aumento de las temperaturas en la parte oriental del Pacífico tropical, que aparece en verano y parte del otoño), pero también tiene que ver con el cambio climático. Por eso creo que tenemos que acostumbrarnos a estas situaciones que llegaron para quedarse”, continúa Dopazo, quien señala que “revertir la situación llevará muchísimos años”.

“También nos vamos a tener que adaptar a que haya vientos y temperaturas frías en verano como ocurrió en estos días y a tener inviernos con temperaturas mucho más cálidas de lo que estábamos acostumbrados. Puntualmente cuatro o cinco días de días fríos en verano y cuatro o cinco de calor en invierno”, expresa.

Para Dopazo, la especie humana es la culpable de todos estos cambios que afectan a la Argentina y al mundo. “En Santa Fe, en la década del 60 el promedio histórico de lluvias era de 800 milímetros anuales y ahora es de mil. En tan sólo unas décadas las inundaciones serán mas intensas y los cambios más abruptos. Si bien a lo largo de la historia hubo cambios éste es el primero donde el responsable es el ser humano”.

“Hay playas que están desapareciendo, como las de Mar del Plata, al igual que miles de especies tanto de animales como vegetales, cuyos hábitos migratorios deberán cambiarse porque en no mucho tiempo el verano será más largo y los inviernos más cortos o al revés. El mayor impacto, sin lugar a dudas, va a ser el crecimiento de los océanos, porque la mayor parte de la población se vana tener que desplazar para tener dónde vivir”, concluye.

El Litoral sigue bajo el agua

En los últimos días tanto en Chaco como en Corrientes cayeron 250 milímetros de agua, por lo que la situación actual es muy crítica en la región (afectó severamente a más de 500 familias y dejó un saldo trágico de al menos 4 muertos).

Pese a que las condiciones climáticas comenzaron a mejorar y una mayoría de los pobladores evacuados decidieron regresar a sus casas, quedan más de mil personas sin un lugar a dónde ir.

Un total de 1.355 personas permanecen evacuadas en la provincia de Chaco, donde las condiciones del tiempo se mantienen estables desde el viernes a la noche, cuando se registraron las últimas lluvias fuertes.

En tanto, en Corrientes, “los evacuados por lluvias descendieron de 2.300 a 690, pero ahora empieza el desborde de ríos y arroyos que pone en emergencia a varias localidades del centro y sur de la provincia”, expresó Eulogio Márquez, director provincial de Defensa Civil a los medios de comunicación.

Por otro lado, el número de evacuados por las inundaciones en el norte de la provincia de Santa Fe subió hoy a 200 luego de que en la jornada de ayer se reportaran 189 casos, informaron fuentes oficiales.

El último parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta por tormentas fuertes para la provincia de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y San Luis, y otro por vientos intensos con ráfagas para Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Crónica

También podría gustarte