Bullrich contra los barras: en febrero se presentan dos proyectos

La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció que en febrero “se convocará a sesiones extraordinarias” en el Congreso para presentar “dos proyectos de ley sobre barrabravas”. En simultaneo, destacó que actualmente “unos 560 barras ya no pueden ingresar en los estadios” y señaló que con las nuevas iniciativas el gobierno aspira a que unos “cinco mil barrabravas” sean alcanzados por la prohibición.

En declaraciones al término de la reunión del gabinete nacional, que encabezó el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, Bullrich añadió que los proyectos incluirán, en sus fundamentos, la causa penal que tiene la ciudad de Buenos Aires por la venta ilegal de entradas para el partido River-Boca del 24 de noviembre en el Monumental, que finalmente se jugó en Madrid, España.

Además, admitió que estará incluida en ese envío otra norma que tiene aprobación del Senado y que se trata de “un modelo de la articulación entre la desfederalización de la droga, es decir el narcomenudeo, y el narcotráfico y se trata de una norma muy útil y ordena mucho el trabajo”.

Confió, en ese orden, que serán elevados en “un plazo muy corto” al Parlamento tres proyectos de ley que “darán a la política de seguridad que el Gobierno viene planteando, en el sentido de un cambio del paradigma del proyecto Zaffaroni al paradigma que representa el presidente Macri, y que son extremadamente importantes para el futuro de la seguridad”.

“El primero es la reforma del Código Penal que fue elaborado por una comisión de expertos; el segundo es la ley penal juvenil, un proyecto inteligente con un abordaje muy integral, y el tercero es extender el registro que ya existe de toma de ADN a abusadores y violadores y otros violentos”, y que “darán nueva dimensión de legislación necesaria y modernizada”, añadió.

Polémica por las pistolas Taser

La ministra Bullrich también se refirió a la implementación de la pistola Taser que “fue declarada constitucional” y por eso próximamente se incorporará a las fuerzas de seguridad.

“No entiendo las críticas, ya que un miembro de una fuerza de seguridad, cuando está en un lugar con mucha aglomeración, esta con un arma letal, es decir una pistola de 9 milímetros, y puede tener daños colaterales, como sucedió en muchos casos”, acotó.

Bullrich añadió al respecto que “cuando uno cambia un arma letal por una no letal, que no mata, la lógica es que la oposición (política) tendría que estar contenta”. “Parece una crítica no razonada”, esgrimió.

“Estamos haciendo algo absolutamente lógico y coherente y con la idea de no utilizar armas letales en lugares donde pueda haber mucha concentración de gente”, dijo Bullrich, y confió que las Taser se usarán en primer término en los aeropuertos y en ferrocarriles y no en manifestaciones.

Crónica

También podría gustarte