El celular encontrado es de la odontóloga desaparecida

La búsqueda de Gissella Solís Calle sigue sin arrojar resultados positivos. La última novedad que aportó la causa es que el celular entregado por una mujer luego de encontrarlo en las calles de La Plata, era de la odontóloga desaparecida. Pero según los investigadores, fue formateado de fábrica y resulta imposible recuperar los datos de conversaciones pasadas.

El teléfono fue aportado a la causa por una mujer de nacionalidad paraguaya que se presentó en la DDI con un celular luego de encontrarlo apagado el miércoles 16 a las 16:30, en la calle 1 entre 40 y 41 de La Plata. Inmediatamente, fue incorporado a la causa que instruye la fiscal penal de La Plata, Ana Medina, aunque sin suerte.

Es que de acuerdo con las fuentes judiciales, la mujer “lo llevó a su casa, lo prendió y estando abierto el Facebook en el teléfono, observó la fotografía de una mujer con un ambo, que decía que era odontóloga”, tras lo cual retiró la tarjeta SIM, la tiró a la basura y no se pudo recuperar. Los investigadores confirmaron que deshechar la tarjeta, sin embargo, no es lo más grave.

Sí lo es que el celular haya sido formateado de fábrica por lo que “será difícil reconstruir los datos que permitan avanzar en la investigación para determinar cuáles fueron los últimos movimientos de la mujer antes de su desaparición”.

Según el relato de los familiares de la odontóloga, ella desapareció el miércoles 16 (mismo día que la testigo encontró el celular en la calle) después de una fuerte discusión con su novio a causa de la doble vida que él llevaba desde hacía unos tres años.

Según se acreditó en la investigación, el hombre pasó el último fin de semana junto a su esposa legal y sus hijos en la ciudad bonaerense de Lobería y se suicidó de un disparo el domingo por la noche cuando la Policía fue a buscarlo a un hotel situado en el centro de La Plata.

Rastrillajes negativos

El martes hubo un fuerte operativo con varios rastrillajes para encontrar elementos que aporten a la causa. Los mismos se dieron “cerca de una casa” que pertenecía a Abel Casimiro Campos, pareja de Gissella y principal sospechoso de su desaparición que se suicidó el domingo pasado.

“El hombre vivía cerca de acá. En el caso de que hubiera sucedido lo peor, uno cree que la tiró en un río, en un descampado”, confimó Fabiana, cuñada de la odontóloga.

La mujer detalló que, de hecho, ayer algunos familiares realizaron una búsqueda por la zona “por su cuenta porque queda cerca de la casa de Abel” y aseguró: “sigo creyendo que la vamos a encontrar viva. Nos da tranquilidad que haya aparecido el celular de Gisella en las calles 1 y 41 (cerca de la estación) porque ella viajaba a Buenos Aires en tren”.

Del rastrilllaje desplegado en la zona de Villa Elisa, a la vera de la Autopista La Plata- Buenos Aires, participaron unos 200 efectivos de la Jefatura Departamental de La Plata, DDI La Plata, Infantería, Caballería, Búsqueda y Rescate Siniestral, Delegación Policía Científica, Canes, Inteligencia Criminal y Policía Seguridad Vial.

Además, buzos tácticos de la policía recorrieron el Arroyo Rodríguez situado en esa zona de las afueras de la capital provincial pero también con resultado negativo.

En cuanto a los hallazgos, fuentes de la investigación detallaron que tanto las zapatillas (que estaban en ese lugar) “desde hace 15 días” y las sábanas “parecen no corresponder” a la profesional desaparecida. También se confirmó las pericias con luminol realizadas sobre el vehículo que pertenecía a Casimiro Campos.

Crónica

También podría gustarte