Ataque aéreo en Afganistán provoca la muerte de al menos 16 civiles

Un ataque aéreo perpetrado hoy en la sureña provincia afgana de Helmand provocó la muerte de al menos 16 civiles y heridas a otros tres, días después de un atentado talibán que dejó decenas de muertos, según informaron autoridades locales.
El responsable del consejo provincial de Helmand, Ataulah Afghan, aseguró a la agencia de noticias DPA que el ataque aéreo tuvo lugar en el distrito de Sangin y se saldó con la destrucción de una vivienda civil.

El funcionario no pudo aclarar si el bombardeo fue de fuerzas afganas o de Estados Unidos, que posee a miles de soldados en Afganistán para entrenar a las fuerzas locales y para realizar acciones contra grupos islamistas como Al Qaeda o el Estado Islámico.
Un miembro de dicho consejo, Abdul Majid Ajundzada, también confirmó el ataque y el balance de víctimas dado por Afghan.
Sangin, al igual que gran parte de Helmand, está considerado un bastión del movimiento insurgente islamista de los talibanes.

Las fuerzas estadounidenses y afganas han intensificado los bombardeos en la zona desde el año pasado, a pesar de los contactos entablados para tratar de avanzar en unas hipotéticas conversaciones de paz.
El atentado del lunes contra una base del Directorio Nacional de Seguridad (NDS) afgano, recientemente construida, se convirtió en uno de los más mortíferos perpetrados contra esta agencia en 17 años de conflicto.
El ataque comenzó con la detonación de un vehículo cargado de explosivos y prosiguió con la entrada en el recinto de varios talibanes.
Pese a que la versión oficial sostiene que solo causó 36 muertos, un miembro del Consejo Provincial de Maidan Wardak reveló que había recibido información de diferentes fuentes de las fuerzas de seguridad que cifraban los fallecidos en un centenar.

Estos hechos se produjeron el mismo día en que una delegación de talibanes celebraba en Qatar el inicio de la cuarta ronda de reuniones con representantes de Estados Unidos para abordar las negociaciones de paz en Afganistán.
Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en el país, en 2015, el gobierno afgano fue perdiendo terreno ante los talibanes y apenas controla 56% del país, según datos de la Inspección General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) de Estados Unidos.

Conclusión

También podría gustarte