China mete el hocico y apoya a Maduro

China expresó un contundente apoyo al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro y censuró la “intrusión en asuntos internos” por parte de Estados Unidos en el país caribeño después de que Washington reconociera como legítimo al mandatario interino, Juan Guaidó, quien preside la Asamblea Nacional.

“China apoya los esfuerzos del gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad”, afirmó en rueda de prensa la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying.

“El 10 de enero, China y muchos otros países y organizaciones internacionales enviaron representantes a la ceremonia de toma de posesión del presidente Maduro”, apuntó en respuesta a una pregunta sobre si Beijing sigue respaldando al gobernante venezolano.

Además, Hua destacó que su país “se opone a la interferencia en los asuntos internos de Venezuela” y deseó que la comunidad internacional haga “esfuerzos en este sentido” para poner fin a la misma, indicó la agencia de noticias EFE.

Hua dijo también que China tiene interés en que “las partes en Venezuela procedan en el interés fundamental de la nación y del pueblo bajo las premisas del respeto a la Constitución para resolver las diferencias políticas a través del diálogo y las consultas”.

Estados Unidos y otros países del continente, como Argentina, Canadá, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Ecuador, Costa Rica, Guatemala o Paraguay expresaron su apoyo a Guaidó mientras que México, Uruguay, Bolivia, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Turquía, Rusia y China apoyan a Maduro.

Por su parte, la Unión Europea (UE) expresó su “total apoyo” a la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, como la institución elegida democráticamente en Venezuela y apostó por la convocatoria inmediata de elecciones “creíbles”.

Maduro, sucesor de Hugo Chávez y en el poder desde 2013, fue reelecto en mayo pasado en unos comicios que fueron boicoteados por la oposición, que además desconoció los resultados.

Crónica

También podría gustarte