Cuadernos: Bonadio homologó el acuerdo con un nuevo arrepentido pero no lo dejará en libertad

El juez Claudio Bonadio aceptó hoy ingresar al acusado Carlos Alberto Gellert a la lista de los “arrepentidos” en la causa de los cuadernos. La decisión llegó esta tarde, justo cuando su prima, Carolina Pochetti, viuda del ex secretario de Néstor Kirchner Daniel Muñoz, pretende conseguir el mismo acuerdo con los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo.

Fuentes del caso señalaron a Infobae que el juez Bonadio homologó el acuerdo al que los fiscales habían llegado con Gellert, quien confesó su participación en las maniobras. Sin embargo, el juez no firmó su excarcelación. Un escenario similar vive el ex ministro de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, que todavía no consiguió salir de prisión. Campillo fue el que habló de la convocatoria de Isidro Bounine, secretario de Cristina Kirchner, para que participara en el lavado de dinero en Estados Unidos.

El 15 de enero pasado, después de haber pasado más de dos meses preso, Gellert se decidió a aceptar su participación en las maniobras para que, a través de una compleja red de sociedades, Muñoz y su entorno sacaran USD 70 millones al exterior y compraran propiedades en Estados Unidos que más tarde se apuraron a vender ante el temor de ser descubiertos. Cuando se libró su orden de captura, Gellert estaba en el exterior. Fue localizado y el 24 de noviembre llegó al país desde Estados Unidos, donde fue arrestado. Su esposa, la mexicana Perla Puentes Resendes, también tiene pedido de captura pero no se encuentra detenida porque hay que hacer un proceso de extradición.

Según sostiene la acusación, “Muñoz, Pochetti, Sergio Todisco, Elizabath Municoy, Perla Aydee Puentes Resendes, Carlos Alberto Gellert y Carlos Temístocles Cortez habrían conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero con el fin canalizar, convertir, transferir, administrar, vender, disimular y o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados (en la causa de los cuadernos) y convertirlos integrarlos al circuito económico formal bajo apariencia de licitud todo ello desde al menos el año 2010 y con vigencia en la actualidad”. Hubo otros protagonistas que actuaron después para intentar borrar la ruta del dinero, en donde aparecieron.

Cuando Sergio Todisco y Elizabeth Municoy renunciaron a algunas de las sociedades investigadas (porque se habían separado), el conglomerado societario e inmobiliario que erigieron bajo nombres supuestos Muñoz y Carolina Pochetti pasó a ser administrado por Perla Aydée Puente Resendez, una ciudadana mexicana esposa de Gellert, hijo de la ex diputada provincial santacruceña Blanca Blanco -ex esposa del ex gobernador Daniel Peralta- y primo hermano de Carolina Pochetti.

La conexión en los papeles con esas sociedades apareció en 2015 y 2016.

Todisco y Municoy ya son arrepentidos. Campillo consiguió serlo la semana pasada, aunque pelea su excarcelación en Cámara Federal. Ahora le llegó el turno de la homologación a Gellert. Mientras tanto, Pochetti –la pieza principal de todo este grupo de personas- recién se definió en las últimas horas por pedir ser “imputada-colaboradora” y negocia con los fiscales su aporte en la causa.

Infobae

También podría gustarte