Finalizó la búsqueda en el Fitz Roy: No se encontró a los andinistas brasileños

Ayer se cumplía el séptimo día de la desaparición de los andinistas brasileños Fabricio Amaral y Leandro Ianotta, pero los organismos intervinientes en el rescate dispusieron la finalización de los trabajos aéreos y terrestres debido a la continuidad de las malas condiciones climáticas. Ambos fueron vistos por última vez cuando ascendían al cerro Fitz Roy en la ciudad de El Chaltén, provincia de Santa Cruz.

Se llevó a cabo una reunión en la que participó el personal de Gendarmería Especializado en Alta Montaña, Escuadrón 42 con asiento en El Chaltén, integrantes del Parque Nacional Los Glaciares Zona Norte y  miembros de la Comisión Auxilio local, quienes cotejaron fotografías previas al temporal registrado en los últimos días en la zona y posteriores al mismo, evaluaron además las actuaciones prevencionales y acordaron por los riesgos para los rescatistas concluir la búsqueda de los brasileños.

Fuentes cercanas a las personas experimentadas que participaban de la búsqueda admitieron que “son muy pocas las probabilidades de encontrarlos con vida”, y además “las bajísimas temperaturas por el temporal con vientos huracanados, sumado a la falta de experiencia y al poco equipamiento llevado, se concluye que no hay posibilidad de que se resista en la montaña”.

El cerro Fitz Roy de 3.405 metros de altura es conocido mundialmente por ser una montaña altamente deseada por los andinistas debido a sus enormes paredes y grandes desafíos, sin embargo. escalarlo requiere de una vasta experiencia por los peligros que allí podrían presentarse como las cambiantes temperaturas, la ubicación en el recorrido, y el estado de salud para enfrentar riesgos inesperados.

En lo que va del año, el imponente Fitz Roy ya se cobró vidas de andinistas que desafiaron al cerro santacruceño pero a su vez debe ser éste un alerta para quienes tienen las responsabilidad de controlar la entrada al parque por lo riesgos que tiene el andinismo en sí mismo.

También podría gustarte