“¡Otra vez no!, ¡otra vez no!”: el dolor de los padres de Julen

La vivienda de Totalán (Málaga) donde se encontraban refugiados los padres del pequeño Julen, el niño de 2 años que cayó a un pozo el pasado día 13, ha sido escenario esta madrugada de momentos de tensión y gritos al conocer la localización de su cuerpo sin vida.

Minutos antes de hacerse pública oficialmente la localización del cadáver, en la vivienda donde estaban acogidos desde hace varios días los padres del niño se han escuchado gritos de “¡otra vez no!, ¡otra vez no!”, posiblemente en referencia al otro hijo, de 3 años, hermano mayor de Julen, que la pareja perdió hace pocos años.

Diversos informadores que se encontraban en las inmediaciones de la vivienda han tenido que abandonar el lugar precipitadamente, llevados por la fuerte tensión que vivían los padres del niño y las personas que les acompañaban.

Los padres de Julen, que han recibido apoyo psicológico durante el tiempo en que los equipos de rescate han estado buscando a su hijo, han sufrido una fuerte tensión que ha hecho que José Roselló, padre del pequeño, tuviera que ser atendido por los servicios sanitarios antes del desenlace del rescate debido a un ataque de ansiedad.

 

El Mundo

También podría gustarte