Venezuela: Capriles cargó contra Guaidó

“¿Tienen una respuesta mágica? ¿Siguen creyendo en mesías a quienes siguen a ciegas? ¿O lo que pretenden es usar al Pueblo como carne de cañón, para luego no asumir la responsabilidad sobre el desmán que vendría en consecuencia?”, publicó el líder opositor venezolano Henrique Capriles el pasado 13 de enero en su blog, en crítica a la estrategia que perfilaba el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, contra el régimen encabezado por Nicolás Maduro.

El texto de Capriles, dirigente del partido Primero Justicia, se publicó luego de los hechos del 11 de enero, cuando Guaidó dirigió una concentración de personas a las afueras de la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, en Caracas, Venezuela, en la que asumió la “encargaduría de la presidencia”, figura jurídica que no existe en la Constitución venezolana.

Con este acto, Guaidó desconocía de facto la presidencia de Nicolás Maduro, que tomó posesión del cargo del 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia, institución desconocida a su vez por la Asamblea Nacional que encabeza Guaidó.

En su blog, Capriles dejó clara su opinión de que el proceso por el que Maduro se hizo con la Presidencia de Venezuela careció de legitimidad. No obstante, consideró que las acciones emprendidas por Guaidó acusaban o impericia política o una intención de desarticular al movimiento opositor al régimen, así como a la Asamblea Nacional. “O simplemente no tienen ni la menor idea de cómo funciona la realidad política mundial o sólo están ahí para sabotear cualquier propuesta concertada por quienes creemos en la unión nacional y en el trabajo político real, que mide táctica y estratégicamente los escenarios”, escribió Capriles en la entrada de su blog.

Capriles criticó en su blog la estrategia del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, contra el régimen encabezado por Maduro.

Henrique Capriles, un histórico líder de la oposición venezolana que se presentó como candidato a la presidencia en dos ocasiones, cimentó su crítica en el hecho de que Nicolás Maduro contaba con el respaldo de las Fuerzas Armadas del país, y de que al interior del chavismo no se asomaban tampoco fracturas.

Por ello, el convocar a la población a apoyar a la oposición, sin tener la fuerza para tomar el poder y con el régimen aún en pie, resultaría en una movilización infructuosa y con consecuencias que serían asumidas principalmente por los ciudadanos. “¿Por qué lo hacen?”, se pregunta de forma retórica Capriles, y responde: “Porque no son ellos quienes están poniendo el pecho, porque no son ellos quienes tienen la capacidad política y porque por su cuenta son incapaces de llenar una plaza, pero se dedican a encender las redes sociales para darle forma a su espejismo irresponsable”.

El 13 de enero, mismo día de la publicación del texto, Juan Guaidó y su esposa fueron detenidos por elementos del Servicio de Inteligencia Bolivariana (Sebin), la policía política del gobierno, cuando se dirigían a un concentración política. La detención de Guaidó fue breve, y el Sebin lo liberó a dos horas de su detención.

El 17 de enero, miembros de la Asamblea Nacional, junto a líderes de la oposición, convocaron a la población a la marcha del 23 de enero, a la que invitaron incluso a las fuerzas armadas, organizaciones, trabajadores, el sector cultural, universidades, desempleados, entre otros.

Capriles criticó a Guaidó tras su autoproclamación como presidente interino de Venezuela.

El 20 de enero, una nueva entrada en el blog de Capriles. En esta, apoyaba la convocatoria a la marcha, ponderando el alcance que ésta estaba teniendo. “Nos estamos poniendo de acuerdo. Y eso tiene que ser una razón enorme para avanzar. Y se ha despertado un nuevo contexto anímico en el país”, escribió Capriles. Ya en un tono conciliador, el líder del partido Primero Justicia escribió también: “No nos enfoquemos en las diferencias que existen entre las maneras de hacer: busquemos las metas comunes y levantemos la voz contra esas injusticias que deben conseguir en todos nosotros las ganas de movilizarnos”.

Sobre el tono crítico del 13 de enero, del que ya no quedaron rastros en la entrada del 20 de enero, sólo una cosa apuntó Capriles: “Y quienes han querido cambiar nuestras palabras, tergiversando a través de titulares, campañas pagadas que buscan enemistades y desencuentros donde no los hay, hoy no tienen más que reconocer que ésta es la orientación correcta”.

El 23 de enero, en el marco de la multitudinaria marcha en Caracas, Juan Guaidó reiteró en el mitin su autoproclamación como presidente interino. En su discurso, Guaidó les indicó a sus partidarios que se alistaran para la lucha. “Sabemos que esto no es algo de una persona”, dijo, y sentenció: “Sabemos que esto va a tener consecuencias”. Durante el conflicto que siguió a la movilización, murieron 29 personas.

Fuente: Agencias y medios digitales

Primera Edición

También podría gustarte