Guaidó advirtió que Venezuela “vive una dictadura” pero no descartó dialogar con Maduro

En el inicio de una nueva jornada de protestas opositoras, el titular de la Asamblea Nacional y autoproclamado Presidente encargado, Juan Guaidó, insistió con que Venezuela “vive una dictadura” aunque no descartó sentarse a dialogar con Nicolás Maduro.

“Estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario para lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición, las elecciones libres y que de inmediato ingrese ayuda humanitaria”, sostuvo Guaidó antes de las marchas.

El dirigente, que cuenta con un amplio respaldo de los Estados Unidos y de gran parte de la región, aseguró además que “cuando el 90 % del país quiere cambio, la soberbia del dictador lo ha alejado de las pocas personas que aún le quedan”.

“Maduro esta disociado, no reconoce la emergencia humanitaria”, agregó Guaidó, quien se encontraba junto a médicos, enfermeros, pacientes, estudiantes y ciudadanos en el hospital Universitario de Caracas, en la Universidad central de Venezuela.

“Llegó Guaidó, llegó Guaidó y la esperanza ya volvió”, gritaban los asistentes a la marcha a la llegada del joven dirigente.

Consultado sobre el pedido de la Fiscalía General de prohibirle la salida del país, el presidente de la Asamblea Nacional dijo lo único que le preocupa es que “los venezolanos regresen a su país”.

“Hoy Venezuela vive una dictadura”, advirtió Guaidó, quien también aseguró que una “coalición internacional” está preparando ayuda humanitaria para el país.

Diario Panorama

También podría gustarte