Asesinado y envuelto en frazada tenía antecedentes por robo

El hombre que había sido encontrado hace una semana asesinado envuelto en una frazada, maniatado y con una bolsa en la cabeza, en un descampado de la localidad bonaerense de Monte Grande, tenía antecedentes por robo y creen que se trató de un ajuste de cuentas, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Francisco Balbuena (46), quien fue identificado por su esposa y la autopsia dio como resultado que lo mataron a golpes.

Fuentes judiciales informaron que la víctima había estado detenida hace unos siete años por el delito de “robo” y que estaba desaparecida desde el lunes 21 de enero tras haberse ido de su casa de El Jagüel, partido de Esteban Echeverría.

El cuerpo fue encontrado dos días después en un basural situado en Cristóbal Colón entre Maipú y calle 15 del barrio La Victoria de Monte Grande, en el sur del conurbano.

Efectivos de la comisaría 1ra. de Monte Grande fueron hasta el lugar alertados por la presencia de un cadáver, que posteriormente el médico legista comprobó que presentaba un golpe en el cráneo.

Los investigadores trasladaron el cuerpo a la morgue judicial de Lomas de Zamora y la autopsia determinó que sufrió varios golpes que le provocaron la rotura de varias costillas.

La Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de ese distrito y del Grupo Táctico Operativo de las comisarías de la jurisdicción continuaban en la búsqueda de testigos que aporten pistas sobre lo ocurrido.

Según las fuentes, los pesquisas sospechan que el homicidio de Balbuena se trató de un ajuste de cuentas.

El hecho es investigado por el fiscal Andrés Devoto, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada en Esteban Echeverría.

Baldío del horror

En el mismo descampado, pero a unos 500 metros de distancia del lugar del hallazgo del cadáver, a fines de agosto del 2018 tres jóvenes de nacionalidad paraguaya fueron encontrados asesinados de un balazo en la cabeza cada uno.

Las víctimas fueron identificadas en aquel entonces como Osmar Benítez Palacios (18), su medio hermano Pedro Palacios (16) y un amigo de ambos, Miguel Ángel Díaz (16); y los investigadores creyeron que el triple crimen estuvo vinculado con una disputa por la venta de drogas en la zona.

Crónica

También podría gustarte