Mariano Martínez se quebró en vivo al hablar de la detención de su padre

El actor Mariano Martínez visitó a Moria Casán en Incorrectas, en una entrevista en la que no dejó tema sin tratar, sobre todo en lo que se refiere a la detención de su padre, Ricardo, en el marco de una causa en la que se investigaba la ruta de la efedrina que un cartel mexicano utilizaba para fabricar drogas sintéticas en un laboratorio de Ingeniero Maschwitz.

El hecho ocurrió cuando su padre fue condenado a cuatro años de prisión, acusado de integrar dicha organización delictiva. El hecho ocupó los titulares de todos los diarios y estuvo a punto de terminar con la carrera de Mariano, a pesar de que él no tenía nada que ver.

“Es un tema que me mueve, por eso me agito un poco, pero lo tengo superadísimo. Mi carrera es muy importante porque la peleé de toda la vida. Trabajé mucho, pero al mismo tiempo, la relación con mi papá es lo más importante. Y cuando pasó todo no me lo imaginaba, no me lo esperaba. Eso fue lo más difícil, más que la carrera. Era la vida”, dijo, con una pausa en el medio que utilizó para beber agua y pasar el trago amargo.

“Estuvimos distanciados por otras cosas de la vida y justo coincidió que fue en el mismo momento. Fui una sola vez a visitarlo a la cárcel y lo ayudé con lo que pude, con abogados y esas cosas, pero, en un momento, estuve enojado con él”, reveló, antes de que Moria le preguntara si llegó a decírselo y le sacara lágrimas de sus ojos.

“Sí”, llegó a decir Martínez; quien explicó que ya está en paz con su padre. “Estoy muy bien con mi papá, con lo que pasó. Pasamos fin de año con la familia”, agregó.

Otro tema al que no le escapó (pero hubiera querido por la cara que ponía) Martínez fue al audio de WhatsApp filtrado en el que llamaba “nefasta” y “malísima” a Lali Espósito.

“No me pone contento hablar de un tema. Es un audio que era obviamente privado y fue un momento de enojo. Claramente no pienso eso, ni lo pensaba. Era un momento de enojo con alguien en mi intimidad. Me equivoqué. Soy humano y sí me equivoco, pido perdón. No me gusta hacerle mal a nadie y menos a alguien que quise. Si lastimé, ya pedí perdón a la persona que tenía que pedir”.

Diario Popular

También podría gustarte