Fatalidad: mueren dos operarios tras ceder una antena

Maximiliano Sosa (26) y Michael “Camaleón” Iturra (41) murieron en la mañana de hoy cuando se encontraban realizando tareas sobre una antena y ésta se desplomó.

Todo ocurrió cerca de las 10:00 hs de la mañana, cuando Iturra y Sosa habían subido a terminar de instalar una antena en uno de los comités que iba a abrir el precandidato a intendente Jorge Cruz, emplazado en la antigua sede del Radio Club, ubicada en la calle Comodoro Rivadavia a metros de Comodoro Py.

Un compañero de ellos esperaba en la base mientras ellos ascendían, pese a las inclemencias del tiempo (las ráfagas por esas horas, habían alcanzado a superar los 60 km/h según precisó el Servicio Meteorológico Nacional), allí la antena comenzó a desestabilizarse.

Tras bambolear unos segundos, la frágil estructura cedió. Iturra y Sosa contaban con arneses de seguridad que de nada sirvieron cuando cayeron al duro suelo.
Uno de ellos falleció en el acto, en tanto la segunda persona –de acuerdo a la testimonial del trabajador que estaba en la base-, aún se movía.

El operario que estaba abajo, tras salir del shock, acompañado por vecinos que escucharon el fuerte impacto, llamó a la Policía. El Comando Radioeléctrico, la Seccional Primera y la División Interpol (dependencia ubicada a 50 metros del hecho), llegaron y atendieron, en primer momento al requerimiento hasta la llegada de la ambulancia.

Pese al esfuerzo del cuerpo médico, ambos operarios fallecieron en el lugar. No obstante ello, la muerte de ambos recién fue certificada en el centro asistencial de nuestra ciudad capital.

Aunque no trascendieron mayores datos de Sosa, sobre Iturra las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo a su familia: era oriundo de Chile, pero desde hace años estaba radicado en Río Gallegos. Era conocido en el ambiente de los medios de comunicación, actualmente tenía un programa en “Nueva Opción”, del grupo News. Él era padre de nueve hijos.

La jueza Lopez Lestón tomó intervención del caso y lo caratuló como “Averiguación de Delito”, nombre que llevan las causas cuando ocurren sucesos como este (por ej: el caso del ARA San Juan, o la primera carátula que tuvo el incendio de Cromagnon, allá por el año 2004).

La jueza dispuso que las diligencias sean realizadas por el personal de Criminalística y, terminadas las mismas, los cuerpos sean sometidos a la autopsia correspondiente. Estas últimas, comenzaron cerca de las 5 de la tarde.

Hubo versiones encontradas sobre quién sería el propietario de la sede, ya que antes era del Radio Club. Su titular, Pascual Neo, dialogó con este medio y explicó: “hay confusiones sobre el dueño del lugar, me llamaron de todos lados, pero nosotros desde hace 5 años tuvimos que rematar el lugar”.

En esa oportunidad, en el 2015, un hombre luchó durante 24 días y después murió luego de haberse asfixiado en el departamento ubicado en la parte trasera de la sede, cuando una prenda de vestir cayó sobre un calefactor. Cuando pasó eso, con una causa judicial de por medio el lugar fue adquirido por Jorge Cruz por un monto de $1.750.000 ya que había que había que indemnizar a la familia del hombre fallecido.

Por otro lado, el actual propietario, Jorge Cruz, se paseó por las radios de la ciudad mostrando su congoja por lo que había pasado aunque, en un principio dijo que ni siquiera conocía a los obreros, de igual manera decidió “ponerse a disposición de la Justicia”.

Se espera que mañana la Dra. López Lestón reciba las testimoniales y comience a determinar si hubo responsables o culpables en esta tragedia que produjo un hondo pesar en la ciudad capital.

También podría gustarte