El presidente catalán pide a la Unión Europea que “proteja” a los independentistas

El presidente catalán, Quim Torra, pidió este viernes a la Unión Europea (UE) que “proteja” a los independentistas que serán juzgados por rebelión en el Tribunal Supremo español, cuyos derechos fundamentales considera que están siendo “vulnerados”.

En coincidencia con el traslado a Madrid de los político secesionistas presos, que el 12 de febrero comenzarán a ser juzgados, Torra lanzó un pedido de ayuda internacional a “ciudadanos, gobiernos, organizaciones civiles y de derechos humanos” para que se unan al “pueblo catalán” en la defensa de sus líderes acusados injustamente.

“El problema para los acusados en este juicio, el problema para los demócratas catalanes también es un problema para la comunidad internacional, y especialmente para la Unión Europea. Somos ciudadanos europeos con derechos y libertades que deben ser protegidos por las instituciones europeas”, dijo Torra en una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat -sede del Ejecutivo catalán-, en Barcelona.

En inglés y escoltado por todo su gobierno, el líder secesionista abrió su discurso con la advertencia de que se está a horas de “comenzar un juicio que cambiará el país y las relaciones con el Reino de España para siempre”.

“Personas honorables irán a juicio por tratar de dar voz a los catalanes de una manera escrupulosamente democrática y pacífica. Por lo tanto, también está siendo juzgada la autodeterminación de Cataluña y la democracia”, añadió Torra, en referencia al referéndum secesionista celebrado el 1 de octubre de 2017 bajo prohibición judicial y en medio de represión policial.

Torra remarcó que los ex miembros del gobierno regional “no han cometido ningún delito”, de ahí que, durante el juicio, “denunciarán al Estado por violar los derechos civiles y políticos y por la cruda represión que ha causado preocupación tanto aquí como en todo el mundo”.

El dirigente secesionista detalló los abusos que a su juicio cometió el Estado español desde la declaración de independencia de octubre, entre ellos la “detención preventiva” de los líderes secesionistas, el “intento por cambiar la composición del Parlamento regional imponiendo elecciones”, o “el bloqueo de la investidura del candidato mayoritario”, el ex presidente Carles Puigdemont.

Conclusión

También podría gustarte