Sexto “ruidazo” nacional contra los tarifazos

Con la indignación “recargada” por los recientes cortes de electricidad y la confirmación de que ya rigen nuevos incrementos en las boletas de ese servicio, cientos de miles de vecinos volvieron a reunirse en múltiples esquinas y plazas de la ciudad de Buenos Aires y casi todos los partidos del conurbano, como así también de ciudades importantes del interior bonaerense y de diversas provincias del país.

Se trató del sexto “ruidazo” semanal consecutivo en contra de los tarifazos en los servicios públicos. En Acoyte y Rivadavia, pleno barrio porteño de Caballito, varios vecinos le expresaron a Crónica HD su indignación por la situación económica que los afecta luego de tres años de fuertes aumentos en todos los servicios que el gobierno nacional ha venido autorizando, además de la elevadísima inflación acumulada.

“Ya no se puede más. No solo dejamos de darnos algunos gustos. Ahora ya ni comemos carne. No hay derecho a que tengamos que vivir así. Las jubilaciones ya no alcanzan para nada”, se quejó airadamente una vecina, mientras otros hacían chocar ruidosamente tapas de cacerolas y utensilios de cocina.

Varios plantearon haber estado dos o tres días seguidos sin luz, con los trastornos consabidos ante las altas temperaturas que se registraron esta semana. Tanto en esa esquina de Caballito como en muchas otras pudieron verse desde banderas argentinas hasta carteles con todo tipo de reclamos hacia el gobierno nacional, incluyendo la consigna concluyente de “Fuera Macri”, por ejemplo.

El mismo clima de protesta quedó reflejado en centenares de puntos de reunión, lo cual fue extensamente reflejado una vez más en las redes sociales, a través de fotos y videos que publicaban tanto los participantes de las manifestaciones como los equipos periodísticos destinados en cada lugar.

Más allá de que las entidades convocantes a estos ruidazos no son partidos políticos ni sindicatos, resulta obvio que éstos también se suman a las concentraciones con sus banderas y demás elementos identificatorios, en especial las agrupaciones de izquierda y las entidades gremiales más afines a esos sectores. Sin embargo, esto no le resta legitimidad al reclamo que cada viernes expresan los ciudadanos.

Crónica

También podría gustarte