Cayó uno de los diez prófugos más buscados del país por ir a conocer a su nieto

Un ex comisario de la policía bonaerense que estaba prófugo desde 2013 acusado de haber asesinado a un joven en el partido bonaerense de Lanús fue detenido en la localidad de Rafael Calzada, informaron fuentes de Gendarmería Nacional, a cargo del operativo.

Se trata de Héctor Alejandro Amarilla, quien tenía pedido de captura en el marco de la causa por el homicidio de Nicolás Vázquez de 18 años, cometido el 25 de septiembre de 2013.

El ex policía fue atrapado el domingo en un domicilio situado en San Martín al 4500, de esa localidad del partido bonaerense de Almirante Brown, al que llegaron efectivos del Comando Unificado de Fuerzas de Recaptura de Evadidos (Cufre) de Gendarmería Nacional, abocados a la búsqueda.

Las autoridades sospechaban que se presentaría para conocer a su nieto.
El arresto se llevó a cabo durante un allanamiento de urgencia realizado por los pesquisas tras tomar conocimiento de que Amarilla estaba en ese domicilio.

Los investigadores sabían que el ex comisario había huido a Paraguay, aunque tomaron conocimiento de que una de sus hijas tuvo un hijo y existía la posibilidad que el viniera al país a conocerlo.

Por tal motivo, se montó una vigilancia en los lugares donde vive su familia y así se logró localizarlo y detenerlo, agregaron los voceros. Era uno de los diez prófugos más buscados del país.

Amarilla quedó ahora a disposición del fiscal 8 de Lomas de Zamora Nicolás Kazewski, a cargo de la causa.

Los efectivos labraron las actas.
El hecho que se le imputa ocurrió el 25 de septiembre de 2013 en 9 de Julio y Oncativo de Lanús, cuando según la pesquisa Vázquez quiso robar una camiseta de fútbol de un local y, de acuerdo a la pesquisa, Amarilla lo corrió y lo ejecutó de un tiro en el cuello.

En esa época Amarilla era el jefe de la comisaría 2 de Lanús y, según los voceros, se autolesionó de un disparo en una pierna para simular que había mantenido un tiroteo con el joven al que había matado.

No obstante, el fiscal Kazewsky lo acusó de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por su condición de funcionario policial” y ordenó su captura nacional e internacional.

Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte