Un corto circuito puso en peligro a dos menores

Alrededor de las 19:40 horas de hoy, en una vivienda del Barrio 122 Viviendas se inició un principio de incendio dentro de una de las habitaciones. En un primer momento se pensó que en el interior había menores de edad atrapados.

Fue todo un verdadero susto para los vecinos de la casa 1 cita en la intersección de las calles Dr. M. Amaya y R. Salgan, y que ante un nuevo día de calor, adultos, jóvenes y niños se encontraban afuera de sus casas, cuando de repente observan salir de manera estrepitosa a dos nenes de entre 8 y 12 años pidiendo auxilio porque su casa se quemaba.

Los niños salieron rápidamente a pedir ayuda, uno de ellos se acercó a los vecinos del frente, quienes se armaron de baldes y todo tipo de recipientes, además de mangueras que encontraban a su camino para intentar apagar el fuego que se había generado en el dormitorio. En su mayoría hubo mucha participación de jóvenes que llevaban agua sin cesar hacia la casa.

Igualmente, se llamó urgente al 101 Comando Radioeléctrico, llegando también al lugar, efectivos de la División Comisaría Sexta y una autobomba del Cuartel Central.

Los bomberos ingresaron a la vivienda y apagaron rápidamente el fuego, que ya había tomado prensas de vestir y ropa de cama. El humo fue un factor preocupante en todos los presentes ya que resultaba muy profuso dentro de la casa.

Fuentes extraoficiales confirmaron a Santa Cruz en el Mundo que el foco ígneo se habría iniciado en un alargue tipo zapatilla, que conectaba el televisor y una consola de juegos, originando un corto circuito, por lo que las chispas tomaron un cubrecama y cortinas del dormitorio. Además se pudo saber que los nenes estaban jugando a los jueguitos y se vieron sorprendidos con la situación.

Se conoció que el fuego habría estropeado el cielo raso, donde el calor intenso produjo mucho daño. También la gran cantidad de humo dentro de la casa se extendió a la vivienda contigua, situación que alertó a los bomberos e ingresaron a la misma para verificar el entretecho.

Los pequeños se encuentran en perfecto estado de salud y fueron contenidos por los vecinos hasta que sus padres arribaron, obviamente, ambos se encontraban trabajando.

También podría gustarte