Inquilino muerto: Si bien habría indicios de homicidio, se esperan resultados de autopsia para confirmarlo

Alrededor de las 20:30 horas del pasado martes, el propietario de una vivienda de la calle Sarmiento al 300 de la ciudad de Puerto Santa Cruz, se acercó a la dependencia policial a fin de solicitar el acompañamiento de algún efectivo para poder ingresar a uno de los departamentos que tiene alquilado, ya que desde hacía varios días, no ve a uno de sus inquilinos.

Extraoficialmente el propietario habría indicado que le resulta extraño no ver al joven que le alquila y sumado a ello, que observó sobre el departamento gran cantidad de moscas y un aroma nauseabundo.

Una comisión policial secundó al dueño hasta el domicilio y al ingresar al mismo se encuentran con el cadáver de un hombre, boca arriba, situado en el piso, cerca de una cama de una plaza y habría tenido un cinturón alrededor del cuello. Luego se hicieron presentes los facultativos quienes determinaron el deceso del joven.

A partir de ese momento se comenzaron con las tareas de rigor, entre las que se destaca principalmente, la inspección ocular. Asimismo, se solicitó la presencia de los efectivos de la División Gabinete Criminalístico de Puerto San Julián.

Una vez finalizadas las tareas, personal de Bomberos perteneciente a la Unidad 7ª trasladaron el cuerpo de Pablo Ismael Cañete (25) hacía la morguera del Hospital Seccional Dr. Eduardo Canosa. Luego, cuando la Unidad de Traslados Especiales, se hizo presente en el nosocomio, conforme lo dispuesto por la Justicia fue transportado hacia la ciudad de Río Gallegos, donde se le realizó la autopsia correspondiente a fin de determinar la causa de muerte.

Dicho procedimiento comenzó pasadas las 20:00 horas y entrada la noche se continuaba con el desarrollo de la misma. Vale decir que el cadáver del muchacho se encontraba en descomposición, dado que se estimaba que el cuerpo en el departamento yacía allí, desde hace varios días.

También podría gustarte