Continúan las pericias en la colonia de La Plata donde murió un nene

Cecilia Corfield, la fiscal que investiga la muerte de Lucas Kevin Lin, el nene de seis años que se ahogó el martes en una pileta dentro de un campo de deportes del Colegio Lincoln de La Plata, avanza en nuevos peritajes y recolección de muestras para determinar las circunstancias de su fallecimiento.

Luego de que la familia de Lucas despidiera sus restos el jueves en una casa de velatorio junto a un nutrido grupo de personas que se acercaron a brindar su apoyo, la justicia analiza testimonios de testigos y realiza nuevos peritajes en la etapa de instrucción de la causa.

“Parte de los peritajes que se están haciendo tiene que ver con la recolección de muestras de agua, de la pileta y la que se obtuvo en la autopsia del menor para determinar si el niño efectivamente se ahogó en esa pileta y cuánto tiempo estuvo sumergido”, comentaron fuentes cercanas al caso.

 

Otra de las pruebas que se analizan son las comunicaciones que se efectuaron el día de la muerte del niño, como los llamados telefónicos a la asistencia médica. La autopsia determinó que Lucas murió por “asfixia por sumersión” y hasta ahora la justicia notificó al guardavidas, a un profesor y a una coordinadora que quedaron como imputados por orden de la fiscal que investiga lo ocurrido en la colonia ubicada en las calles 137 y 518 de la capital bonaerense.

La imputación no implica acusación formal, sino “la notificación de una causa en proceso y del avance de la investigación”, explicaron los voceros, aunque no descartaron que sea el paso previo a un llamado a indagatoria.

 

Hasta ahora se efectuaron peritajes dentro del predio y en la zona de la pileta, cuyo resultado complica al guardavidas ya que en el informe se establece que desde el lugar de permanencia del imputado “hay buena visibilidad” de la pileta y del lugar en general. Luego de las primeras pericias, los investigadores analizarán la caratula entre dos figuras: homicidio culposo o abandono de persona seguido de muerte.

Lucas se ahogó alrededor de las 16, y si bien hay varias hipótesis sobre lo ocurrido, una de las versiones es que el menor se alejó del grupo con el que participaba de las actividades y cayó accidentalmente a una de las piletas del predio. La familia del niño manifestó que el personal actuó “con negligencia” y pidió que “paguen los responsables”.

Crónica

También podría gustarte