Ana Rosenfeld: “Darthés no acosó a Calu Rivero; el juicio lo tiene ganado”

El ocaso de Juan Darthés comenzó con la denuncia que inició Calu Rivero al actor cuando tuvo que abandonar ”Dulce amor’’, novela en la que eran una de las parejas protagónicas, porque según Calu, el actor tenía un proceder desmedido en las escenas de beso y sexo.

En ese momento Darthés, se sintió muy ofendido con esta acusación y fue representado por Ana Rosenfeld, quien después de varias mediaciones abandonó el caso cuando el actor fue acusado por violación por Thelma Fardin.

Ana Rosenfeld habló con Confrontados (El Nueve, lunes a viernes 15hs) y dejó plantada su postura con respecto a la denuncia de Calu Rivero:

”El juicio de Calu Rivero era un juicio destinado al éxito, porque lo que Calu acusaba a Juan Darthés con toda las pruebas que están en el expediente eran absolutamente contundentes para demostrar que ambos calentaban la pantalla, que ambos tenían la instrucción de vender una novela que fue furor, y que precisamente el furor lo daba ver a Darthés y Rivero’’

Aunque el juicio estaba destinado al éxito, Rosenfeld dejó la representación del actor cuando fue denunciado por Thelma Fardin de violación:

”No puedo defender a una persona cuando tengo la convicción en un cien por cien que tengo razón, pero por otro lado esta sentado en un banquillo sospechado de un tema tan delicado, donde siempre me expedí y dije que jamás defendería a una persona con un posible delito de violación’’.

La abogado confirmó que el juicio de Calu Rivero lo ganaba Juan Darthés: ”Era un tema que estaba muy bien probado desde el lado de Darthés teníamos todas las pruebas que fue una novela consensuada, consentida, y que nada de lo que pasada, rodeados de camarógrafos y tanta gente en escena podría estar pasando algo que le molestara a una parte y la otra no se enterara.

La Dra Rosenfeld aseguró: ”En el tema de Calu Rivero no hubo acoso, en el tema puntual que Darthés me encargó yo estaba absolutamente convencida de su inocencia’’.

Telebajocero

También podría gustarte