Cuáles son los alimentos más difíciles de digerir

La pregunta sobre los alimentos que al cuerpo le cuesta digerir no tiene una respuesta sencilla que pueda resumirse como una lista corta de 4 o 5 alimentos a evitar. Al contrario: lo que aconsejan los especialistas es llevar un registro de todo lo que se consume, durante un tiempo, para así identificar los alimentos que causan problemas a cada uno.

Según un relevamiento de la revista Insider, algunos de los elementos más comunes que incluimos en nuestra dieta diaria y resultan difíciles de digerir son los alimentos multiprocesados, los edulcorantes artificiales, ciertos tipos de fibra y para algunas personas, los lácteos. Pero depende del cuerpo de cada persona.

Barra de cereal (WEB)

Además, no todos los alimentos difíciles de digerir son malos. Por ejemplo, la fibra insoluble (salvado de trigo, verduras y granos enteros) y la soluble (avena, frutas y verduras) no son alimentos digeribles. Pero Chelsea Amengual, gerente de programación y nutrición de fitness en Virtual Health Partners, explicó la revista Insider, citada a su vez por La Nación, que, si bien estos alimentos no son digeribles y no obtenemos ninguna energía de ellos, resultan cruciales para nuestra salud digestiva.

“La fibra insoluble proporciona volumen a nuestras heces y alimentos para nuestras bacterias intestinales saludables, y la fibra soluble ayuda a ralentizar la digestión e incluso puede tener un impacto positivo en la salud del corazón“, dijo.

Papas Fritas (AFP)

Mientras tanto, otros alimentos no son para nada “necesarios” para el cuerpo. Las papas fritas, los dulces y hasta los cereales que mucha gente desayuna todas las mañanas contienen ingredientes que a nuestro cuerpo le es difícil digerir. Amengual explicó que “los alimentos envasados excesivamente procesados contienen muchos aditivos para mantener los productos sabrosos y estables”, y agregó que “estos químicos (nitratos, sustitutos de la grasa y ácidos fosfóricos) pueden ser indigestos y potencialmente irritantes para el revestimiento intestinal”. Además, estos alimentos pueden causar estragos en nuestra salud en general a largo plazo.

Los edulcorantes no nutritivos tampoco son fáciles de digerir por nuestro sistema digestivo, explican los especialistas. “Los edulcorantes sin azúcar como el aspartamo no aportan calorías y no son absorbidos por el cuerpo”, explicó Amengual. Por lo que es posible que debamos considerar cambiar el edulcorante artificial por alimentos reales.

Para algunas personas, los productos lácteos también pueden ser difíciles de digerir, pero esto ya no tiene que ver con el lácteo, sino con una deficiencia de la persona. “Algunas personas carecen de la enzima para digerir la lactosa, un azúcar natural en los productos lácteos”, explica Amengual, y aclara que algunas personas que son intolerantes a la lactosa podrían tener una buena digestión con los yogures y los quesos curados. ¿Por qué? Porque las bacterias en estos productos se alimentan de los azúcares y hacen la digestión por nosotros.

Otro alimento muy de moda y que no siempre se digiere bien son las semillas crudas, como la chia, el girasol y el sésamo. Brynn McDowell, dietista registrada, explica que si notamos semillas sin digerir en nuestra matería fecal debemos considerar remojar estas semillas antes de comerlas para ayudar a eliminar parte del ácido fítico. Otros alimentos que no llegan a digerirse por completo son la piel del pimiento y el choclo. Quienes sufren malestar digestivo frecuente, deben observar los sintomas luego de consumir cada uno de estos alimentos, para localizar el origen del problema.

Vía País

También podría gustarte