Roberto Baratta: “Tengo miedo por la seguridad de mi familia”

Paula Oliveto y Mariana Zuvic, legisladoras de la Coalición Cívica, presentaron el lunes pasado una denuncia ante una supuesta “operación política” contra Stornelli que habría sido “armada por presos kirchneristas” junto a escuchas telefónicas que serían ilegales entre Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De Vido, y un ex funcionario kirchnerista en el penal de Ezeiza.

Baratta, que está preso desde el año pasado en el penal de Ezeiza, se refirió a la acusación en su contra, a la que calificó como “un mamarracho”, y aseguró que le “preocupa la ilegalidad de las escuchas, y tengo miedo por la seguridad de mi familia, es una locura lo que estamos viviendo”.

“Es un mamarracho, es un avasallamiento, una invasión a mi privacidad y al resto de los presos que estamos acá. Un avasallamiento a mi privacidad y la de mi familia. ¿Con qué derecho vulneran esa intimidad?”, manifestó Baratta en declaraciones a Radio 10.

Caso Stornelli: el kirchnerismo del Congreso pidió que se conforme la bicameral de Ministerio Público y se cite al fiscal por la denuncia de coimas

“Lo lógico sería que (la líder de la Coalición Cívica, Elisa) Carrió aclare quién le pasó las transcripciones de las supuestas desgravaciones ilegales que obtuvieron. Esto es de un riesgo institucional enorme y avasalla cualquier privacidad”, dijo y agregó: “Es muy grave que cualquier persona sin derecho alguno conozca mi intimidad y la de mi familia. Las escuchas ilegales es un modus operandi que tienen muchos de los funcionarios del gobierno actual”, expresó el ex subsecretario de Control y Coordinación del Ministerio de Planificación Federal.

“Yo no tengo absolutamente nada que ver, no conozco al valiente empresario de Mar del Plata, no conozco a Marcelo D´Alessio”, apuntó en alusión al abogado señalado como la persona que pidió una coima al empresario agropecuario Pedro Etchebest en nombre de Stornelli.

Diario Popular

También podría gustarte