¿Quién tiñe el guardapolvo?

Muchos querían saber cuál sería la resolución del Congreso que realizó Adosac en la ciudad de Río Gallegos, sobre si habrá o no clases a partir del día 25 y 28 de febrero, para primaria y secundaria respectivamente, iniciando el Ciclo Lectivo 2019. Sólo podemos decir que hay un interrogante, es una pregunta sin respuesta aún.

Pero para aquellos que vivimos en Santa Cruz desde hace muchos años no resulta llamativo que se suceda este tipo de disputa entre el Consejo Provincial de Educación y los gremios docentes de Santa Cruz.

Por supuesto a todo esto habrá que agregar que algunas escuelas y colegios no están en condiciones de dar inicio a su ciclo lectivo, dado que aún no se han terminado las refacciones, o en estos momentos no hay gas, o agua o se están haciendo trabajos que no permitirán el normal inicio.

Hoy la incertidumbre vuelve a ser un factor en todas las familias que por un lado escuchan desde el CPE que da por sentado el “buen comienzo” y por el otro, el gremio, que espera un llamado a paritaria con ofrecimientos claros de aumentos y que se elimine la Resolución N° 066, que otorga puntaje a la asistencia perfecta.

Como si no hubiera cuestiones prioritarias en la Educación de los chicos santacruceños, hoy vuelve a aparecer o desempolvarse un tema que llevó a nuestra provincia a ser tema nacional en los canales de noticias, el Presentismo, que se dejó de lado hace mucho tiempo, allá, por el 2007. Fue, cuando el gobernador de la provincia Daniel Peralta, quien había tenido una situación de confrontamiento con el sector docente decidió sacarlo, esa puja debilitó al gobierno de turno y ante la decisión que se tomó se fortaleció la Asociación Docente ganando una “histórica lucha”.

Aquella Resolución que se guardó en un cajón durante tanto tiempo, ahora después de 12 años, vuelve pero sin cambiar nada o a empeorarlo todo, para un trabajador que cobra su sueldo hasta en tres cuotas ¿en que cambia?, Parecería que el Gobierno provincial no quisiera, tal vez, acercarse, sino todo lo contrario profundizar una grieta que aunque nadie lo diga siguen perjudicando a los estudiantes, y a todos los involucrados.

No es una sorpresa que la situación económica del país, de la provincia y hasta del mismo municipio, resulta muy difícil, donde el salario perdió poder adquisitivo, teniendo en cuenta que la inflación fue del 47% el año pasado. Obviamente los números no cierran por estas horas y se recrudece el conflicto, máxime que han habido reuniones paritarias donde se han generado momentos –según consta en las actas- subidos de tono y todo ese combo, no hace más que agravar la relación entre el sector gremial y el Estado provincial.

De todas maneras esto recién empieza y obviamente no podemos dejar pasar que se está dentro de un año electoral, donde un conflicto de ésta naturaleza, podría ser contraproducente para un gobierno provincial que no se terminó de acomodar o quizás se ha tomado su tiempo para hacerlo. Porque esta situación de enfrentamiento con los docentes, no es la única arista difícil que posee, habrá que sumar a los jubilados que no cobran en tiempo y forma y a otros sectores que tienen trabajadores con haberes que no cubren la Canasta Básica. Asimismo, hablábamos de acomodamiento, también deberíamos ver que surge en la campaña que ya se inició, donde al parecer ya empezaron algunos estiletazos, pero de todas maneras, éste último tema es digno de ser ampliado en otra oportunidad.

También podría gustarte