Local administrador 0 2018-03-13
El primer Sindicato de Amas de Casa, nació en la Provincia de Tucumán, hace ya 34 años que defiende las banderas de la visibilidad del trabajo doméstico, su incidencia en el Producto Bruto Nacional, el reconocimiento económico y la obra social. Desde su fundación, en 1983, el SACRA propone e impulsa una Ley de Jubilación para las Amas de Casa. Gracias a la moratoria previsional implementada en 2003 bajo la presidencia de Néstor Kirchner, cerca de 2 millones de mujeres pudieron jubilarse. Para las amas de casa, la obtención del reconocimiento salarial significa hacer visible lo invisible y situar en su justa medida el valor social que tiene el trabajo que realizan “puertas adentro” y las tareas comunitarias que tantas veces han permitido a nuestro pueblo enfrentar las crisis más difíciles. Y, lo más importante, permitiría conquistar en la práctica la equidad en el trabajo remunerado que la ley otorga. Para las tareas del hogar no existen domingos, ni feriados, ni vacaciones, ni retiro, y es la actividad que en promedio insume el mayor tiempo de nuestras vidas. Es importante destacar que SACRA Santa Cruz, se encuentra trabajando para poder traer la Obra Social denominada OSSACRA, una obra social organizada por mujeres para que sean titulares las mujeres, en el marco del sistema solidario de salud, teniendo en cuenta la falta de espacio físico que impide la llegada de la misma. Por todas las amas de casa que lo iniciaron, por las que ya no están, por las que siguen y seguirán, haciendo flamear las banderas de la equidad y la justicia para las mujeres, Feliz Aniversario SACRA.