El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, firmaron este martes un "detallado" acuerdo tras su histórica cumbre en Singapur que "va suponer un gran cambio para el mundo". El documento consta de cuatro puntos considerado claves para llevar las negociaciones entre las dos naciones a buen puerto: 1. "Los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea se comprometen a restablecer relaciones de acuerdo con el deseo de los ciudadanos de los dos países en pro de la paz y la prosperidad". 2. "Los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea se juntarán en esfuerzos para construir una paz estable y duradera en la Península Coreana". 3. Reafirmando la declaración de Panmunjon del 27 de abril de 2018, la República Popular Democrática de Corea se compromete a trabajar por una desnuclearización completa de la Península de Corea. 4. Los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea se comprometen a recuperar los restos mortales de prisioneros de guerra y desaparecidos, incluyendo la inmediata repatriación de aquellos que ya han sido identificados. Kim durante la firma mostró su "agradecimiento" a Trump por su disposición a celebrar la reunión. "Hoy hemos mantenido una reunión histórica, y estamos listos para dejar atrás el pasado. El mundo va a presenciar un gran cambio", dijo el dictador norcoreano. Por su parte, Trump expresó que el documento recién firmado era "muy detallado" y aseguró que estaba desarrollando "un vínculo muy especial" con Kim. "Vamos a ocuparnos de un problema muy grande y muy peligroso para el mundo", recalcó Trump. El mandatario aseguró que el proceso de desnuclearización de Corea del Norte comenzará "muy rápido". Diario Panorama