Una mujer estadounidense que se pasó un disco "Pare" a 90 kilómetros por hora les dijo a los agentes de la ley el peor argumento posible para que no la arrestaran: por ser "una chica blanca, pura y con clase". Con sus ojos elegantes e irritados, Lauren Elizabeth Cutshaw pronunciaba con dificultad las palabras y había alcohol en su sangre, según la policía de Bluffton, Carolina del Sur, según el Washington Post. Cutshaw dijo que estaba celebrando su cumpleaños y agregó que no debería ser encarcelada porque era porrista, bailarina y una chica de fraternidad que se graduó de una "universidad muy reconocida". Al ser llevada esposada al cuartel de la policía de Bluffton, se describió como una chica "con clase" y "blanca y pura", escribió el agente, también de raza blanca, en su reporte. El policía le preguntó qué tenía que ver lo que decía con su arresto. Telefe Noticias