La baja del consumo trae consecuencias impositivas

Desde la Cámara de Comercio aseguraron que, a través de un relevamiento en los comercios, el incremento en las deudas impositivas marcadas por la baja en el consumo, es exponencial.

La Secretaría de Comercio e Industria de la provincia, la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos, la Municipalidad de Río Gallegos y referentes del sector mercantil, hotelero y gastronómico de la ciudad volvieron a encontrarse para “coordinar esfuerzos” en el marco de una importante caída del consumo.

Se trató de la segunda reunión que mantiene el sector a fin de evaluar y repensar opciones para potenciar la actividad comercial. La cita se dio en las oficinas de la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos (ASIP), a la que asistieron la secretaria de Comercio e Industria, Silvina Córdoba; Leandro Zulliani, Leticia Simurro y Gustavo Varela, de ASIP; el secretario de Gobierno de la Municipalidad, César Guatti; Jorge Fernández Bertin, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Cruz; Rosalía Cartelli, Alejandro Agulla y Paulo Lunzevich de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos de Río Gallegos; Andrés Garjano, del Sindicato de Empleados de Comercio; y Augusto Báez, de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina.

Durante el encuentro se delinearon aspectos clave frente a una posible declaración de emergencia comercial con las consecuentes implicancias o beneficios que ésta traería en caso que se dictamine esa medida. Entre esos temas, el sector comercial volvió a insistir en las dificultades que presentan ante las obligaciones fiscales, específicamente aquellas que son del orden nacional e implican corrimientos legales que afectan al sector.

En consecuencia, se habló de definir distintas alternativas que, desde los organismos nacionales, provinciales y municipales, puedan cooperar a mejorar la deficitaria situación que atraviesa el sector.

También podría gustarte