¿El CPE quiere que haya clases?

La respuesta a este interrogante la siguen esperando padres y estudiantes.

Hoy se desarrolló la novena paritaria salarial entre el gobierno provincial y los gremios Adosac y Amet, en el que las organizaciones reafirmaron el rechazo al ofrecimiento de la suma en negro; momento en que representantes del Poder Ejecutivo pidieron un cuarto intermedio hasta el 31 de julio.
Este pedido se debe a un nuevo llamado telefónico de Nación que recibió el gobierno provincial en el cual expresan que podrían mejorar la propuesta anterior la que “se constituiría en una suma remunerativa y bonificable a los fines de realizar estudio, impacto y sostenibilidad que el mismo constituirá en la masa salarial del erario público”.
No obstante esto los gremios tomaron la palabra e hicieron alusión a una serie de solicitudes para con el Consejo provincial de Educación que tienen que ver con allanar los caminos para la vuelta a clases, entre los que se destacan: se manifiesten porcentajes y características de la posible oferta, que todo ofrecimiento debe ser en blanco incluido al básico y que no afecte el escalafón docente, recibo de sueldo unificado, precisar fecha de incentivo docente, regularización del pago de cuota alimentaria, insumos de limpieza y administrativos para las escuelas que no lo reciben desde agosto de 2016, se deposite a los gremios la retención indebida de aportes sindicales, co-seguro de salud, devolución de los días caídos, ofrecimientos de cargos, y horas cátedras de nivel secundario, fecha de concurso para el nivel primario, inicial y sus modalidades, y secundario.
Además: el cese inmediato de la persecución a directivos y criminalización de la protesta social, definición de los títulos de los chicos del 6to año de educación técnica, respuestas con respecto a las prácticas de profesionalizantes, tecnicaturas donde dieron de baja horas cátedras, dejando sin trabajo a docentes y Amet plantea la creación y reglamentación de junta de clasificación técnica y reglamentación de los centros de formación.
De esta forma, la paritaria concluyó con un interrogante para toda la comunidad que esperaba alguna respuesta más prometedora o simplemente la solución a este conflicto que se llevará puesto el ciclo lectivo 2017 perjudicando a aproximadamente 70.000 alumnos santacruceños que siguen siendo rehenes de una situación no generada por ellos.

También podría gustarte