“Que sepan que los vamos a detener”

El jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Nocetti, admitió en Esquel que viajó a la Patagonia para coordinar las acciones represivas entre fuerzas federales y provinciales contra los miembros de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

Pablo Nocetti, confirmó que por orden de la ministra Patricia Bullrich y con el aval del presidente Mauricio Macri estuvo ayer en Esquel para acordar “un sistema de coordinación” entre las fuerzas federales y provinciales de Río Negro y Chubut, además de intercambio de información con el gobierno de Chile, para “empezar a tomar intervención y detener a todos y cada uno de los miembros del RAM”, organización denunciada como responsable de ataques en los campos cordilleranos, a la que asoció directamente con el líder mapuche detenido Facundo Jones Huala, aunque reconoció: “no sabemos quiénes son”.

La visita de Nocetti a Esquel, quien pasó por la ciudad con bajo perfil, coincidió con la represión encabezada por la Policía de Chubut y la Gendarmería sobre el Pu Lof Cushamen, como ocurrió en enero pasado. Tras el que los integrantes de la comunidad denunciaron golpes contra las familias y la quema de sus pertenencias. El argumento de la intervención de las fuerzas lo dio el juez Guido Otranto, quien consideró que podría haber “posibles” cortes de ruta.

“Encerraron a las mujeres, junto con los niños, en una casilla de seguridad. Las golpearon y quemaron todas sus cosas: colchones, frazadas, juguetes. Quemaron todo”, denunció Fernando Jones Huala, hermano del lonko detenido.

En ese tono, en diálogo con radio nacional Esquel, Nocetti aseguró que el equipo de coordinación de fuerzas federales y provinciales comenzará “a tomar intervención y detener a todos y cada uno de los miembros del RAM que produzcan delitos en la vía pública en flagrancia. Cada vez que se produzca algún daño o algún corte de ruta”.

El funcionario señaló que se está investigando, en conjunto con Chile, a la denominada Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), pero que aún “falta probar quiénes son sus miembros, cómo actúan y quienes los financian” y advirtió: “Cuando terminemos de comprobar todo eso, que no les quepa dudas de que van a ir presos”.

Nocetti indicó que “los ataques ocurren en medio del campo, nos cuesta mucho poder individualizar a los autores”, pero a pesar de esa falta de pruebas, relacionó con la RAM a las 9 personas —entre ellas familiares de Huala— que la Gendarmería y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) reprimió y detuvo el lunes pasado frente a las oficinas del juez Ricardo Villanueva, quien ordenó la segunda detención de Huala el 28 de junio.

El jefe de Gabinete de la cartera de Seguridad lanzó su teoría de que los autores de las quemas de puestos de peones en campos de Benetton o Lewis u otras acciones similares son “los mismos que luego van a manifestarse al juzgado” y apuntó: “Cuando se produzca un daño, como se produjo el otro día en el juzgado federal, que sepa la gente del RAM que van a hacer inmediatamente detenidos y judicializados”, afirmó el funcionario de Seguridad.

(Página12)

También podría gustarte