Vessvessian recalcó que “manos santacruceñas” transforman realidades

En el acto de entrega de uniformes para la policía de la provincia que encabezó el día martes Alicia Kirchner, el Gobierno de Santa Cruz, a través del Ministerio de Desarrollo Social remarcó la posibilidad de volver a retomar el trabajo integral que realizan las cooperativas santacruceñas, quienes abren nuevos espacios de desarrollo para la gente.

En la oportunidad la Ministra de Desarrollo, Paola Vessvessian, hizo referencia a que “fue un día muy importante y lo estamos mostrando con hechos concretos” para luego asegurar que “éstas acciones están comprendidas en la transformación de las políticas sociales y en especial al significado de la economía social”.

Los uniformes, que fueron confeccionados por cooperativas de Caleta Olivia y Piedra Buena, “vienen a cubrir una necesidad de las fuerzas de seguridad”, especificó Vessvessian pero lo más trascendental es que “pudieron ser elaborados por manos santacruceñas, mujeres que tuvieron un aprendizaje, un acompañamiento, y una asistencia técnica de parte del Ministerio, y del que obviamente aprovecharon todo a su alcance”, porque “tuvieron que inmiscuirse en procesos de compra y de elaboración”.

“La meta era confeccionar prendas de calidad cuidando los recursos económicos, y ellas sortearon todas las situaciones que se iban presentando y hoy están los resultados”, resaltó la titular de la cartera Social.

Asimismo, la ministra reconoció la necesidad del “principio del cooperativismo y solidaridad, y retomar todo lo perdido que fue dejado de lado por diferentes cuestiones, pero sepan que tenemos el compromiso de construir caminos que nos dejen mejores calidades de vida. Por cuanto les aseguro que nuestro próximo objetivo será confeccionar guardapolvos con manos y gente santacruceña”.

Respecto a la experiencia adquirida, las representantes cooperativistas (Paola Sáez de la Cooperativa Patagonia Textil Cotexpa de Caleta Olivia y Andrea Bazán de la Cooperativa Textil Patagonia Limitada de Piedra Buena), en primer lugar agradecieron a todos, en especial a la “Gobernadora porque confiaron en nuestro trabajo”; y en segundo reconocieron que “no es fácil hacer una indumentaria para la fuerza por las reglamentaciones que se deben cumplir, para nosotros fue todo un desafío”, al tiempo que informó, entre otras cosas que una de las dificultades que debieron superar es que el material no se encuentra en Santa Cruz, en ese contexto consideró que “haber cumplido con el objetivo nos lleva a poder ingresar a otros mercados porque éste precedente para nosotras es increíble”.

Concuerdan en que “fue una experiencia muy importante. Todas somos mamás y tuvimos que agregar más horas para cumplir con este trabajo y lo logramos con mucho esfuerzo”, recalcando finalmente que “el trabajo es dignidad”.

También podría gustarte