Vicky tenía que empezar con la probation, pero faltó: “Nadie me avisó”

El pasado 23 de mayo, la justicia resolvió que Vicky Xipolitakis y los dos pilotos de Austral debían pagar 20 mil pesos cada uno y realizar un curso de capacitación y tareas comunitarias, como parte de la suspensión del juicio por el caso del vuelo en que la artista viajó en la cabina y estuvo al mando los controles gracias a la colaboración de los encargados de pilotear la aeronave.

La jueza María Gabriela Lopez Iñíguez había rechazado el planteo de recusación de la fiscal Stella Maris Scandura e hizo lugar a la suspensión del juicio a prueba en beneficio de Patricio Zocchi Molina y Federico Matias Soaje, los dos pilotos del avión, y de la vedette.

Al mismo tiempo, la jueza también había resuelto “hacer lugar al beneficio de la suspensión del juicio a prueba solicitado por Victoria Jesús Xipolitakis y suspender el trámite de la presente causa por el término de un año y seis meses”.

De esta manera, Vicky “durante dicho período debía: fijar residencia y someterse al cuidado de un patronato; abstenerse de concurrir, aún mediante invitación, a la cabina del avión en caso de que realice vuelos dentro y/o fuera del país por el término de la suspensión y realizar tareas comunitarias no remuneradas”.

Esas tareas, debía llevarlas adelante “en Cáritas Argentina y el centro comunitario Los Piletones por el término de un año y seis meses por un total de 288 horas (cuatro horas semanales) en concepto de reparación económica”. Pero algo pasó, y la modelo hasta aquí lleva sin cumplir la “probation”, razón por la cual en las últimas horas recibió una intimación de la Justicia.

El juez Néstor Guillermo Costabel le exige a la mediática comenzar a cumplir con las tareas dentro de las próximas 48 horas. Sin embargo, la rubia tiene hasta este miércoles para ponerse manos a la obra ya que fue puesta a conocimiento de esta medida el 4 de septiembre. Por esta razón, en las próximas horas la modelo se reunirá con su abogado Fernando Burlando.

Consultada por BigBang, Vicky fue clara y aseguró que se “enteró” por los medios de comunicación de esta medida. “Lo llamé a Fer (Burlando) porque me estaban preguntando y por mí las quisiera empezar ya. Estaba esperando que él me avise, pero yo no estaba enterada. Estaba esperando que él me diga, porque no sabía ni cuándo ni dónde”, explicó la vedette.

 

A su vez, la griega sostuvo que se encuentra ansiosa por comenzar con las tareas comunitarias y señaló que le venía preguntando con anterioridad al letrado cuándo iniciaba la probation. “A mí me gusta mucho, amo hacer eso. Me dijo que espere, que me iba a avisar. Pero me enteré por ustedes, así que Burlando me dijo que me quede tranquila y que sólo era una firma”, remarcó.

Por último, Vicky reconoció que todavía no tiene en claro si debe realizar tareas comunicarías en Cáritas Argentinas o en Los Piletones de Margarita Barrientos, pero se mostró motivada por comenzar con estas actividades: “No sé si tengo que ir a Cáritas o a lo de Margarita Barrientos, pero estoy feliz y estoy esperando lo que me diga Burlando”.

Además de Vicky, el piloto Zocchi Molina tuvo que realizar tareas comunitarias no remuneradas en el Hospital Aeronáutico Central “siempre y cuando no se interponga con su trabajo, por el término de un año y medio por un total de 288 horas (4 giras semanales)”.

Por otro lado, a Soaje, en tanto, se le aplicó la suspensión por un año, un plazo menor a su superior, por razones familiares de salud de sus hijos, tuvo que hacer un curso de capacitación y hacer las tareas comunitarias en la parroquia Nuestra Señora de la Guardia en Vicente López.

Según había contado Xipolitakis durante su visita al programa de Mirtha Legrand, ella se preocupó por los pilotos de la aeronave, quienes ya consiguieron trabajo y contó que se hizo cargo de la multa impuesta: “Me quise despedir con la cabeza en alto y me hice cargo también de ellos, porque hay que pagar una mínima multa”.

 

(BigBang News)

También podría gustarte