Rusia probó un misil intercontinental diseñado para superar el escudo defensivo de Estados Unidos

Rusia probó este martes con éxito un misil balístico intercotinental RS-24 Yars desde un silo en el cosmódromo de Plesetsk, en el oeste del país, según informó el Ministerio de Defensa.

El ICBM, como se conoce a este tipo de proyectiles por sus siglas en inglés, alcanzó con éxito su objetivo en el polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka, a unos 5.600 kilómetros de distancia.

La prueba tuvo como objetivo principal comprobar la fiabilidad de un lote de misiles de clase similar (SS-27 Mod 2, según terminología de la OTAN), que son a su vez una versión modernizada del Tópol-M que entró en operaciones en 2010, destacó la agencia rusa Sputnik.

 

 

 

Las ojivas experimentales llegaron al área designada del polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka.

El RS-24 Yars tiene un alcance de 11.000 kilómetros, destaca por su alta maniobrabilidad y lleva una ojiva de guiado individual y reentrada múltiple. Fue diseñado por MIT (Instituto de Termotecnia de Moscú) en respuesta al escudo antimisiles de Estados Unidos, según señaló Sputnik.

(Infobae)

También podría gustarte