En medio de la escalada de tensiones, Corea del Sur enviará ocho millones de dólares en ayuda humanitaria a Corea del Norte

El gobierno de Corea del Sur aprobó este jueves el envío de ayuda humanitaria por el valor de ocho millones de dólares para Corea del Norte, mientras que China advirtió que la crisis en la Península Coreana se estaba volviendo más seria cada día.

El gesto de distensión en medios del conflicto no fue popular en Corea del Sur y redujo las cifras de aprobación de Moon Jae-in, el presidente que asumió en mayo con una postura más moderada frente a la situación con el vecino del norte y defendiendo el diálogo.

Al respecto el Ministerio de Unificación de Corea del Sur dijo que su política de ayuda a un país con fuertes deficiencias alimentarias y sanitarias no se ha visto afectada por las recientes tensiones geopolíticas con Pyongyang, quien en las últimas semanas ha probado un misil balístico de largo alcance y una bomba atómica, su sexta y más poderosa hasta la fecha.

En esta ocasión el paquete de asistencia irá a programas dedicados a la infancia y a las mujeres embarazadas, según informó el ministerio, destacando que no hay “posibilidad real” de que este ayuda llegue al aparato militar del dictador Kim Jong-un.

El pueblo norcoreano recibe ayuda humanitaria regular desde Corea del Sur y otros países para paliar las duras condiciones de vida en el país
Específicamente 4,5 millones de dólares se distribuirán en forma de alimentos con valor nutricional enriquecido para niños y embarazadas y a través del Programa Mundial de Alimenos de las Naciones Unidas (ONU). Mientras otros 3,5 millones financiarán vacunas y tratamientos contra la diarrea a través de Unicef, según reportó el periódico británico The Guardian.

Por otro lado el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que la situación en la Península Coreana se estaba volviendo más seria cada día y no se puede permitir que salga fuera de control.

“Hacemos un llamado a todas las partes para que adopten una posición más tranquila y no dejen que la situación se salga de control”, dijo Wang, según un reporte de la agencia estatal de noticias China News.

La semana pasada el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un aumento de las sanciones sobre el hermético país comunista para desalentar sus desarrollos militares.

En tanto el martes el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió ante la Asamblea General de la ONU que su país se vería obligado a “destruir totalmente” a Corea del Norte a menos que detenga su programa de armas nucleares, y se burló del líder norcoreano, Kim Jong Un, al decir que es un hombre en una misión suicida.

Como respuesta el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, describió a los comentarios de Trump como ” un perro que ladra”.

“Hay un dicho que dice: ‘Incluso cuando los perros ladran, el desfile continúa'”, expresó Ri en declaraciones televisadas a periodistas frente a un hotel cerca de la sede de ONU en Nueva York.

“Si estaban pensando en sorprendernos con sonidos de un perro ladrando, entonces él claramente están soñando”, agregó.

(Infobae)

También podría gustarte