Susto en vivienda con menores

Principio de incendio

Pasado el mediodía del sábado se produjo un incendio en una vivienda ubicada sobre la calle Aristizábal al 2500. No se registraron heridos, sólo daños materiales.

De acuerdo a la información recogida en el sector, un vecino habría llamado a la policía al observar humo en la casa contigua. Acudió de inmediato personal de la comisaría Seccional Quinta, quienes constataron lo informado telefónicamente y solicitaron la presencia de los bomberos al lugar.

Mientras esto sucedía, la propietaria de la vivienda y algunos vecinos trataban de sofocar el incendio con baldes de agua. Hecho, que se había originado en la parte posterior de la vivienda, donde había algunas maderas tiradas en el piso, propagándose hacía la parte posterior de la vivienda.

En cuestión de minutos se acercaron al lugar dos unidades de bomberos, una de apoyo hídrico y una autobomba, correspondientes a la Unidad Segunda de Bomberos. Este diario digital pudo saber que los efectivos se encargaron de enfriar la zona donde se produjo el incendio.

De acuerdo a los datos reflejados por bomberos, respecto del origen del foco ígneo, se informó que todo se debió a un asado que hicieron los propietarios y al no apagar por completo las brasas y con la intervención del viento reinante, las mismas, provocaron que se incendiara una suerte de acopio de materiales en desuso, donde los elementos reinantes eran distintos tipos de maderas y chapas. A su vez, estas maderas estaban sostenidas sobre la parte posterior del dormitorio, que en consecuencia comenzó a incendiarse.

Posteriormente, la señora Cinthya Vera (28), dueña de la vivienda manifestó que “un vecino me dijo que algo se estaba quemando detrás de la casa y fui corriendo a ver y el fuego ya estaba sobre el dormitorio de los chicos que justo estaban allí, enseguida vinieron los vecinos y con baldes de agua y un matafuego, conseguimos frenarlo. Mientras en algún momento ellos trataban de apagarlo me llevé a mi bebé de un añito y recién operado del corazón a una vecina junto a los otros dos”, agregó “mis hijos son chiquitos, uno de cinco (5), otro de tres (3) y el bebé de uno (1)”.

Escuela Nº 39

En el lugar, se estaban realizando algunas tareas de mejoramiento de la infraestructura del establecimiento y en virtud de ello, con el uso de una amoladora y las chispas que genera, se originó un principio de incendio, ya que las mismas en contacto con el ruberoid, comenzaron a incendiarse.

Se llamó a los bomberos quienes acudieron al lugar y observaron que el foco ígneo se había disipado a causa de los contrafuegos preexistentes.

De todas maneras el personal revisó con sumo cuidado el sector, precisando que el incendio estaba totalmente apagado. Quedándose en el lugar hasta que se disipó por completo el humo. Evitando cualquier tipo de amenaza.

También podría gustarte