Páez: “No queremos poner palos en la rueda”

Miguel Páez, secretario general de ATE Río Turbio, afirmó que los trabajadores pretenden avanzar en las discusiones más importantes. Sin embargo, aclaró que, “para garantizar el futuro, se tienen que reactivar la empresa y la mega usina para conservar las fuentes laborales”. “Necesitamos inversiones para que se reanuden las obras pendientes”, consideró.

En medio de la conciliación obligatoria dictada hace unos días por el Ministerio de Trabajo de la Nación, Páez comentó que el jueves a las 10 horas estará en la delegación provincial en Río Gallegos para participar de la primera audiencia junto con representantes de la Intervención. “Esperamos que vengan funcionarios y no voceros, porque necesitamos respuestas al petitorio que le presentamos a la conducción de la empresa”, manifestó el dirigente, en diálogo con Patagonia Nexo.

“Ojalá que esta sea la primera y la única audiencia. Queremos que se resuelva el conflicto de una vez por todas para avanzar en otras situaciones, en lugar de asistir a diferentes reuniones sin poder progresar. El petitorio tiene otros asuntos de suma importancia como el presupuesto 2018, las inversiones o la finalización de la Central Termoeléctrica, y precisamos discutir sobre esto. Más allá de todo, en primera instancia queremos que se retrotraigan los despidos indiscriminados, selectivos, desleales y arbitrarios. Si tienen fundamentos para echar gente, que lo hagan por las vías correspondientes y con los plazos legales pertinentes, en lugar de dejar a los trabajadores en una situación de vulnerabilidad. Además, insisten con la denuncia de los convenios colectivos de trabajo; no es necesario denunciarlos para debatir sobre algunos puntos”, sostuvo el secretario general, quien aseguró que se precisa el respaldo de las autoridades políticas de las localidades de la Cuenca en este reclamo frente a la Intervención.

“El jueves se hará una reunión en el Concejo Deliberante de Río Turbio para hablar sobre este tema. Espero que esté el interventor Omar Zeidán y que haya predisposición. Nosotros no queremos poner palos en la rueda, sino que buscamos que el yacimiento salga adelante, pero para darle futuro, esto se tiene que reactivar para conservar los puestos de trabajo y generar aún más”, agregó.

Según indicó el dirigente, sería positivo “dejar las diferencias políticas de lado” y establecer un mensaje de unidad “para llegar al presidente Mauricio Macri y hacerle entender la importancia que tienen el yacimiento y la mega usina en la Cuenca”. “No podemos permitir que se pare el futuro y el desarrollo económico. Si logramos la reactivación vamos a poder legar al objetivo que tenemos como comunidad”, subrayó. Consultado sobre el recorte presupuestario para YCRT, apuntó que hay un 7 % menos en materia de salarios. Así mismo, señaló que “hay muchas cosas que no se están visualizando, como las inversiones que necesitamos. Tenemos un puerto, un ferro, la mega usina, la usina de 21 mw, la planta depuradora, Talleres Centrales. Hacen falta inversiones para reactivar lo que está pendiente. No se puede bajar el presupuesto porque repercute en la estabilidad laboral y en los puestos de trabajo”.

“El año pasado estuve en Buenos Aires recorriendo el Congreso para llevar nuestra propuesta para mejorar la empresa. El gobierno nacional presupuestó 3500 millones de pesos para el yacimiento, pero gracias a la gestión que hicimos, logramos incorporar 716 millones. Sumado a esto, se acordó una partida de 3000 millones para terminar la mega usina, 1000 millones para ejecutar la obra este año y 2000 millones para 2018. El diputado (Eduardo) Costa nos dijo que se estaba negociando para tener un presupuesto de 5000 millones, pero no sucedió. A la vez advirtieron que no se iba a invertir en Punta Loyola, planta depuradora ni el ferro, que se iba a poner todo en el yacimiento. Dijeron que los compañeros se iban a tener que venir a Río Turbio, que se iban a tener que adaptar, pero por suerte no lo pudieron concretar. Nuestra provincia está marcada por la corrupción; cuando hablan de Santa Cruz y de YCRT desde el gobierno, salen a demonizar nuestra tarea, dicen que no producimos, y todo eso repercute en los debates que se hacen en las cámaras. Cada funcionario, por más ideología que tenga, sabe cómo está el mapa político a nivel nacional y va a tomar una decisión a favor de Río Turbio como última instancia. Tenemos que mirar hacia adelante y lograr que se deje de poner en tela de juicio nuestro trabajo para seguir siendo el sostén de estos pueblos. No es una discusión menor, estamos luchando contra un gobierno al que no le tiembla el pulso para echar trabajadores y cerrar empresas. Si nos unimos, por acá no van a pasar”, finalizó.

Fuente: Patagonia Nexo

También podría gustarte