Por la toma, el colegio Carlos Pellegrini rearmará su calendario y los alumnos podrían ir a clase en enero

Por las tomas en los colegios porteños, muchos alumnos no solo deberán ir a clase en diciembre. Algunos quizás rindan en enero. El colegio Carlos Pellegrini tiene su “última mesa de exámenes el 29 de diciembre”, pero su rector ya anticipó que deberán rearmar su calendario para recuperar los días que se perdieron de clases.

“Vamos a rearmar el calendario para tener más clases”, afirmó Leandro Rodríguez. La situación del Pellegrini se podría repetir en otro de los casi 30 colegios que fueron tomados en rechazo a la reforma de la secundaria que impulsa el gobierno de la Ciudad.

El gobierno porteño recordó hoy que, para recuperar los contenidos perdidos, se agregará en diciembre un día de clase más por cada día perdido por las tomas. De este modo, en algunos colegios las clases se extenderán hasta el 22 de diciembre.

En este sentido, el rector del Pellegrini anticipó que no cree que haya oposición ni de los alumnos ni de los docentes. “La extensión no es una sanción, es para prepararlos para que rindan. Para que que los chicos con mayores dificultad tenga más horas de clases y den mejor sus pruebas”, explicó.

En este marco, y luego de casi cinco semanas de conflicto, los estudiantes que ocupaban los colegios porteños comenzaron ayer –paulatinamente– a levantar las tomas. Anoche quedaban 11 colegios tomados de un total de 29, según informaron fuentes del Ministerio de Educación porteño.

El rector del colegio Carlos Pellegrini denunció que hubo robos y destrozos durante la toma

Robos y destrozos

Ayer, el rector del Pellegrini, denunció “roturas” y “faltantes” en el edificio. Hoy anticipó que se está buscando a los responsables para sancionarlos.

“Hubo pérdidas materiales que lamentamos mucho y vamos a tratar de ver quiénes han sido los responsables y sancionarlos”, aseguró en declaraciones a Radio La Red. Entre los destrozos, Rodríguez dijo que hubo “rotura de vidrios y algunas puerta; y faltante de equipamiento del gabinete de audio, entre otras cosas”.

Luego de que se conociera la denuncia, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, manifestó que esa situación se vio también en otros establecimientos del distrito. “Estamos pidiendo que los rectores dejen constancia del estado en que reciben las escuelas”, dijo y advirtió que se impondrán “las sanciones que correspondan” en cada caso.

“Todo esto genera tristeza. Los adultos tenemos que sentarnos a reflexionar sobre la participación ciudadana de los jóvenes y que ellos hagan escuchar sus voces sin llegar a la toma de un establecimiento”, concluyó Rodríguez.

Infobae intentó ingresar esta mañana al establecimiento, pero una barricada de bancos lo impidió. Sin embargo, este medio habló con algunos de los alumnos que aún permanecían dentro del colegio. Aunque negaron haber cometido algún tipo de acto de vandalismo, aseguraron que “si falta algo será repuesto hoy mismo”, antes de que se levante la toma.

(Infobae)

También podría gustarte