Secuestraron a un funcionario porteño en Lomas y lo liberaron en La Matanza

A Matías Lauandos, de 31 años, lo secuestraron, lo golpearon y lo liberaron este domingo a la madrugada en La Matanza después de que su familia pagara un rescate.

“Quedáte, quedáte, no te muevas que te mato, quedate piola, no hagas nada”, le gritaron a Matías Lauandos cuando lo interceptaron el sábado a la noche. Estaba en Llavallol, en Lomas de Zamora, camino a su casa de Floresta y hablando por teléfono en la modalidad “manos libres” con Sebastián Sacomano. Desesperado, éste llamó a la Policía y empezó una odisea que duró casi cuatro horas.

Matías Lauandos, jefe de seguridad del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) de Buenos Aires, había ido a Adrogué, en Almirante Brown, al sur del GBA y al regresar tenía la ventanilla baja y el codo afuera.

Sebastián llegó a escuchar los gritos y, sin saber qué pasaba, llamó a la Policía y avisó a sus familiares. Hasta que hicieron el primer llamado extorsivo todo fue desesperación e incertidumbre.

“Lo golpearon y lo cambiaron a otro auto, lo tiraron en el asiento trasero y se lo llevaron”, contaron sus familiares.

La pesadilla de los Lauandos terminó alrededor de la 1.45 del domingo, cuando pagaron el rescate, del que no se conoció el monto. “Lo dejaron en Puente 12, sobre Camino de Cintura, en La Matanza, luego de que el padre pagara”, confirmaron fuentes policiales.

Según detallaron, el joven golpeó en varias casas, donde “le cerraron la persiana” por temor. Hasta que llegó a un club donde había una fiesta y “le ofrecían cerveza”, mientras él pedía un teléfono para llamar a su familia y que lo fueran a rescatar.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía Federal de Lomas de Zamora y de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), donde confirmaron que esa misma noche hubo otro hecho similar en Quilmes, donde también tuvieron que pagar un rescate por la liberación.

(Telefe Noticias)

También podría gustarte