“Salvaron a mi bebé y con la policía voy a estar agradecida toda la vida”

Esas fueron las palabras de Lorena Ruiz, mamá de Zoe, una beba de 1 año y cuatro meses que el martes por la noche recibió asistencia por parte del personal de la División Comisaría Sexta de la ciudad de Río Gallegos, debido a las convulsiones que estaba teniendo y hacían peligrar su vida.

La mamá primeriza contó a Santa Cruz en el Mundo que su hija debido a un cuadro febril comenzó a convulsionar y expulsar saliva por la boca, lo que “me anuló y no supe que hacer,más allá que sabía realizar las maniobras de RCP. Me encontraba sola porque mi marido estaba trabajando con el remis y me puse muy nerviosa, salí corriendo de la casa a pedir ayuda. Además como no era la primera vez que nos pasaba entre en shock, quedé en blanco temía por la vida de mi hija, que se le dé vuelta la lenguita y los ojos como la última vez”.

“Zoe ya está mejor, por eso fuimos a saludar y agradecer a los policías. Actuaron de diez y toda mi familia va a estar agradecida de por vida con todos ellos”, dijo muy emocionada Lorena.

Trabajo en equipo

Era un día normal en la comisaría Sexta del barrio Evita, “estaba en mi oficina cuando veo llegar un auto con ruido a bocinas y luces constantes. Diviso que había mucha gente dentro del mismo y de allí desciende una señora a los gritos con un bebé en los brazos”, contó primeramente el oficial inspector José Luis Moreno, quien estaba como oficial de servicio en ese momento.

“La mamá entra a la guardia de la Comisaría y actuamos todos en equipo”, indicó para ampliar que “la señora estaba asustada y manifestaba que su hija había convulsionado y estaba respirando con mucha dificultad por lo que se acerca el cabo Claudio Benitez sumándose el sargento Jorge Arabí, ellos reciben a la nena y se apronta a tratar de mejorar la salud de la criatura ya que esta estaba convulsionando”, relató el oficial, quien le consultó además a Lorena Ruiz si ella había llamado al Hospital, “me dice que sí y llamo al nosocomio para avisar donde debían enviar ahora a la ambulancia”.

Mientras tanto, Benitez y Arabi asistían a la pequeña sobre el mostrador que tiene la guardia, la desabrigaron un poco porque notaban que estaba con temperatura y a la vez pálida, “queríamos que mejore su cuadro, la colocamos de costado y otro miembro de la fuerza, nos acercó un paño frío al mismo tiempo abrimos las ventanas para oxigenar el ambiente, asimismo una agente se encargó de tratar de tranquilizar a la mamá de la niña, tomándole sus manos porque la mamá gritaba desesperadamente que salvaran a su hija”, relataban los efectivos.

Arabi, agregó que “yo estudié en la UNPA enfermería y eso también ayudó a poder realizar las acciones precisas para la niña, además cuando llegó la ambulancia las acompañé a la guardia del Hospital y el médico me consultó cuáles fueron los pasos efectuados; el profesional de la salud aprobó todas las actuaciones y eso personalmente me hizo sentir satisfecho por lo realizado”.

Por su parte, Claudio Benitez relató que “me encontraba haciendo trámites particulares en la comisaría porque pertenezco a la División Centro SocioEducativo pero por instinto, tomé a la bebé y la coloque en el mostrador tratando de que se calme la mamá. Junto a Arabí empezamos a hacerle masajes en el pecho y en la espalda, previo ponerla de costado, para que no se ahogue con la espuma que arrojaba mientras estaba convulsionando. Constantemente le tomábamos el pulso para ver si estaba bien. Cuando llegó tenía muy baja la respiración pero no estaba azulada, alunísono le tacábamos la carótida para ver cómo estaban sus signos vitales”.

“Todos prestamos colaboración poniendo nuestro granito de arena para que la situación sea más simple y podamos sacar la nena adelante”, señaló para agregar que “a los pocos minutos la nena ya había presentado una mejoría, respiraba mejor y ahí llegó el personal de salud que se encargaron de la pequeña”.

La agente Rocio Romero apuntó que fue la encargada de contener a la madre: “a ella le tomé la mano y trataba de calmarla pero obviamente por sus nervios no podía hacerlo, sentía sus fuertes apretones que eran comprensibles por toda la presión que se dio en el lugar”.

Una vez trasladada en ambulancia al nosocomio para su control, en las últimas horas del día los miembros de la guardia se comunicaron con el hospital para conocer la situación de la nena donde le contestaron que ya había recibido el alta en perfectas condiciones, continuando con controles con pediatras de cabecera.

Resta decir que todo el equipo policial de la Comisaría Sexta, agradecieron y resaltaron los cursos que se dictan en el Centro de Entrenamiento y Doctrina Policial (Cedop), capacitando en todos los frentes.

Reconocimiento en Jefatura

Anoche el jefe de la policía de la provincia de Santa Cruz, Comisario General (r) José Luis Cortes recibió en su despacho a equipo policial compuesto por el sargento Jorge Daniel Arabi (40); oficial Inspector, José Luis Moreno (28); cabo que presta servicios en la División centro SocioEducativo Claudio Benitez (33); el sargento Olvano Facundo (38) y la agente Rocio Romero (22), todos recibieron las felicitaciones del caso y el reconocimiento de la fuerza.

 

También podría gustarte