El “arrepentido” Wagner pidió que sus declaraciones no sean usadas contra él

Carlos Wagner, el empresario titular de ESUCO y presidente de la Cámara Argentina de la Construcción desde 2004 hasta 2012, solicitó que sus declaraciones bajo la figura de arrepentido sobre las negociaciones y presuntas coimas en la obra pública durante el gobierno kirchnerista no sean usadas en su contra, como parte de la causa por supuestos pagos de sobornos en dos proyectos involucrados a la compañía brasilera Odebrecht.

Fue a través de un escrito presentado ante el juez Sebastián Casanello, quien le tomo declaración relacionada a obras de AySA.

De esta manera, en el citado texto se podía leer: “El suscripto no debería utilizar en su contra las manifestaciones vertidas en esta otra investigación” ya que “incurriría en una violación al principio de autoincriminación”.

“Dichas manifestaciones surgieron con motivo de un acuerd. para una finalidad específica: obtener una reducción de la pen. a cambio de aportar información bajo un compromiso de decir l. verdad. Esto impide que esta información pueda extenderse . otros procesos con un objeto procesal distinto e introducirse de modo oblicuo”, indicaba además el documento presentado.

Cabe recordar que Wagner fue involucrado en la causa de Odebrecht por las citadas reformas de AySA, durante las declaraciones de los arrepentidos en el Lava Jato brasilero, Luis Mameri y Marcio Faria.

En tanto, en su escrito el empresario “niega haber tomado relación con Luis Mameri” y aclara que tanto éste como Faria realizaron declaraciones que “resultan ser endebles, anfibológicas y además carecen de otras apoyaturas probatorias”.

Según subrayó, “no se han registrado transferencias por parte de empresas involucradas ya sea en el país o en el exterior, a su nombre o a ESUCO S.A”.

Por último, Wagner sostiene que: “No existen constancias de pagos efectuados al suscripto o Esuco. Nunca participó de encuentros entre Marcio Faria y De Vido”.

Crónica

También podría gustarte