Detuvieron a femicida en Tucumán

Uno de los acusados por el femicidio de Priscila Paz, una joven asesinada y arrojada en julio en un cañaveral de Tucumán, fue detenido en las últimas horas por la Policía, por lo que suman nueve los apresados por el crimen, informaron fuentes policiales.

La captura de un hombre de 42 años conocido como “Tuty” (cuya identidad no fue dada a conocer por la justicia) se produjo en la noche del viernes en la zona de San Pablo, a 13 kilómetros al sudoeste de la capital provincial, donde vivía Paz y donde también fue hallado su cuerpo.

El acusado, siempre según las fuentes, era buscado por la policía desde mediados de año por orden de la fiscal María del Carmen Reuter, a cargo de la investigación de crimen, luego de que uno de los imputados de la causa lo mencionara en su declaración ante la Justicia.
Según la fiscal, “Tuty” sería uno de los que habrían trasladado el cuerpo de la víctima en una camioneta hasta el cañaveral, donde fue encontrado por un niño de la zona.

Lugar donde fue hallado el cuerpo de Priscila.

El martes, en tanto, había sido fue capturado Lucas “Maldito Peke” Pérez, quien se encontraba prófugo desde la madrugada del lunes, cuando se escapó de la comisaría primera de la capital tucumana, donde se hallaba detenido con prisión preventiva por el encubrimiento del crimen de la joven.

El 22 de julio último, Paz fue interceptada por una camioneta mientras esperaba el colectivo para regresar a su casa de la localidad de San Pablo, luego de salir de trabajar. De acuerdo a datos de la investigación, la joven fue llevada a una vivienda del barrio Ampliación Elena White, donde permaneció secuestrada durante varios días.

Nueve días después, el cuerpo de Paz fue encontrado en un cañaveral de esa localidad, a pocas cuadras de su casa. Además de “Tuty” y Pérez, por el femicidio se encuentran detenidos Juan “Salteño” Gómez, Facundo Damián “Can-Can” Miranda, Walter Patricio “Borolo” Miranda, Héctor Jesús “Pocho” Ledesma, Franco Emanuel Ogaz, Yanina Paola “Kingkona” Rojas y Verónica Argota.
Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte