Hombre envuelto en depresión, se quitó la vida

Ayer cerca de las 13:00 horas, el personal de la Comisaría Chimen Aike fue alertado a través del Comando Radioeléctrico que se necesitaba presencia policial en razón de haberse hallado el cuerpo sin vida de un hombre. Hecho que se registró en una vivienda del barrio Ayres Argentinos, de la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

Pasado el mediodía, en la intersección de las calles 4 y 71, la policía toma conocimiento de que en una casa en construcción se encontraba un hombre fallecido. Una comisión policial se presentó en el lugar y constató los dichos vertidos en forma telefónica. A partir de allí, se solicita el móvil sanitario, llegando a los pocos minutos donde el médico de guardia examina a la persona y determinó que el hombre no poseía signos vitales. Posteriormente se convocó al profesional de salud de la policía, quien certificó el deceso requiriendo la respectiva autopsia.

Cuando llega el personal policial a la vivienda en construcción observan que un hombre se hallaba suspendido a través de una cinta de un hierro que se encontraba a la altura del encadenado ya que la casa no estaba terminada y se encontraba sin techo.

La vivienda donde el occiso tomó la trágica determinación se encuentra lindante con la propiedad donde vive actualmente su ex pareja con quien no tenía hijos en común.

De la investigación concretada se puso determinar que el hombre tenía 50 años, obrero de la construcción, estaba desocupado desde hace unos meses lo que presumiblemente lo condujo a una depresión que fue imposible de remontar.

Cabe señalar que la ex pareja fue la persona que encontró el cadáver en el interior de la construcción. Extraoficialmente el occiso ya poseía tendencias suicidas ya que en más de una oportunidad le habría indicado a la mujer querer quitarse la vida. Si bien no se ha determinado el detonante se supone que la falta de trabajo y la situación económica apremiante pudieron ser los ejes de su lamentable decisión.

También participaron los miembros del gabinete de Criminalística, quienes se encargaron de hacer imágenes con la correspondiente descripción del lugar y pericias en el lugar que luego fueron remitidas al Juzgado Nº 2, a cargo de la Dra. López Lestón.

Aproximadamente a las 17:00 horas de ayer, el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial donde hoy, en horas de la mañana, se practicó la autopsia, la cual certificó muerte por asfixia.

Finalmente, tras las diligencias de rigor, el cadáver fue entregado a uno de sus hijos del matrimonio anterior.

También podría gustarte