Incendio descontrolado por el viento deja a dos familias en la calle

En horas de la tarde de hoy un incendio consumió una vivienda, un galpón y parte de una casa lindera, ubicadas en el Bº Juan Pablo Segundo. Las actuaciones estuvieron a cargo de los efectivos de la División Comisaría Quinta, también participó personal de Tránsito Policial y Municipal, estos últimos se dedicaron a controlar y cortar las calles adyacentes al lugar del siniestro. Asimismo, concurrieron al sector integrantes de la Dirección Provincial de Protección Civil.

Un incendio de gran magnitud destruyó una vivienda de la calle José Ingenieros al 2660 que estaba construida en su totalidad con material ligero, el fuego y el fuerte viento sumado a las ráfagas reinantes hicieron que otra casa contigua se incendiara, además de una construcción tipo alpina, que hacia las veces de “galpón o de lugar de depósito” comentaba su propietario.

Cabe aclarar, que si bien la morada ubicada sobre José Ingenieros 2670 es de ladrillos, su interior se convirtió en cenizas, el fuego consumió todo el mobiliario, prácticamente quedó en pie, sólo el casco de la casa.

Momentos muy duros se vivieron en ambas casas, donde en pocos minutos llegaron los bomberos y trataron por todos los medios de sofocar el foco igneo, ya que el fuego y el viento no permitían que se pudiera apagar. El propietario de la vivienda siniestrada en Ingenieros 2670, subió al techo de su casa y trataba junto a los bomberos de extinguir el fuego desde el techo, ya que esa parte de la casa habría sido la que en primer término comenzó a incendiarse, para lo cual, trataba de levantar las chapas y así colaborar con los bomberos, para la extinción del fuego en ese lugar, pero la tarea resultó infructuosa, el siniestro avanzó al interior de la propiedad y destruyó todo por dentro. Previo se había consumido totalmente el depósito de atrás de ésta casa.

Mientras tanto, otros bomberos trataban de suprimir el incendio de la casa de material ligero, la que desde todo punto de vista se había generalizado, alcanzando el primer piso. En un determinado momento el camión de apoyo hídrico se quedó sin agua, lo que provocó que los vecinos en total solidaridad, prestaran su colaboración para llenar el camión, se formó una suerte de cadena humana con baldes de 20 litros que llegaban de una y otra casa de los alrededores, tendientes a completar el camión y que se pudiera seguir contrarrestando el apagado definitivo de las casas siniestradas.

A pesar de ello, hizo falta que se acercara al lugar un camión de la municipalidad con agua, que también colaboró con los bomberos, ya que el viento y el fuego continuaban consumiendo la casa de madera. Se veía pasar a los bomberos con equipos de oxígeno, por que el humo reinante también provocaba limitaciones en la tarea que se pretendía llevar a cabo.

El comisario Javier Huenchor señaló que “participaron cuatro (4) dotaciones de bomberos, dos correspondientes al Cuartel Central, la dotación de jurisdicción que es de la Unidad II y otra autobomba de la Unidad 1ª, camiones de la municipalidad con apoyo hídrico y estaba en marcha un camión de la empresa Kesen pero se dejó sin efecto porque ya estaba el área controlada”.Además, arribaron al lugar para interiorizarse de las necesidades de los damnificados el personal de Centro Integrador Comunitario “Jesús Misericordioso”. Inmediatamente pudimos saber, que se habían dispuesto dos lugares para que las familias perjudicadas por el siniestro puedan acceder a una vivienda hasta tanto se solucione su situación particular. Se trataría de 12 personas entre mayores y menores.

Reconoció que “con la intensidad del viento y el clima el uso del agua fue mayor, más presión, realmente se intensificó, pero en un momento dado nos quedamos sin agua, y ahí apareció la colaboración destacada de los vecinos que se encargaron de completar el camión pero obviamente fue una situación donde se puso de manifiesto la solidaridad de la gente a quienes agradecemos sobre manera”, finalizó el jefe de la Unidad 1ª de bomberos.

También podría gustarte