La Conmebol estuvo en Ezeiza haciendo controles de doping sorpresa a todo el plantel de River

En una modalidad amparada en los reglamentos, la Conmebol y la unidad de dopaje se presentaron sorpresivamente este martes por la mañana muy temprano en el entrenamiento de River y realizaron un control antidoping colectivo a los 30 integrantes de la lista de buena fe del Millo que el sábado jugará la final de la Copa Libertadores.

De este modo, los jugadores fueron pasando por turnos por la zona del gimnasio donde se armó un laboratorio ambulante para tomar las muestras. De todo el procedimiento que hicieron los técnicos de la entidad de control participó el cuerpo médico del plantel, mientras Marcelo Gallardo y sus ayudantes dirigían la práctica física y táctica en la cancha principal del predio de Ezezia.

Las anteriores ocasiones donde sucedió el mismo procedimiento fueron en 2017 (el 4 de julio) en medio de fuertes polémicas como la dirigencia de Guaraní, equipo al cual River cruzó en octavos de final de aquella Copa Libertadores. Las polémicas se dieron por los doping de Mayada y Martínez Quarta en medio de una ola de rumores y versiones que hicieron que los paraguayos acusen a la Conmebol de tapar otros casos positivos de aquel plantel de River.

Mientras que el anterior se dio antes de las finales de la Recopa Sudamericana 2016, el 4 de agosto, cuando se enfrentaron contra Independiente Santa Fe de Bogotá. De todos modos, el procedimiento es habitual antes de las definiciones coperas, incluso también es una práctica normal en los campeonatos de la FIFA con las selecciones nacionales.

Mientras tanto, el plantel se entrenó en el predio con una rutina física y con pelota, y la noticia sigue siendo la espera en la recuperación de Ignacio Scocco, que a media que corre la semana y no se entrene con total intensidad y normalidad, pierde chances de poder jugar el sábado y obliga a Gallardo a pensar en un equipo con un solo delantero.

Diario Popular

También podría gustarte