Los jugadores de Boca fueron agredidos y Conmebol postergó la Superfinal para las 18

A esta hora del sábado, cuando los equipos deberían estar saliendo a la cancha, la Superfinal de Copa Libertadores entre River y Boca corre serio peligro de ser postergada por el ataque a los jugadores xeneizes en su llegada al estadio Monumental.

En este contexto, dirigentes de ambos clubes se encuentran reunidos con las autoridades de Conmebol en una oficina de la cancha. En principio, la cuenta oficial de la organización publicó en su cuenta de Twitter que “el partido ha sido postergado para las 18”.

No obstante, la última palabra la tendrá Boca, que cuenta con varios afectados entre sus futbolistas. Hay varios jugadores con cortes por los vidrios y vómitos por el gas arrojado, por lo que cobra fuerza la versión de que la final que todos esperaban sea postergada.

>Te puede interesar: Atacaron el micro de Boca en una escandalosa llegada al estadio Monumental

Según contó la delegación xeneize, los simpatizantes millonarios atacaron con piedrazos al micro en que se trasladaba el plantel a cargo de Guillermo Barros Schelotto, y la policía -en su afán de dispersarlos- echó gas lacrimógeno que se coló por los vidrios rotos del colectivo.

Así las cosas, algunos futbolistas de Boca ingresaron al estadio con lágrimas en sus ojos y dificultades para respirar. El plantel había partido minutos antes desde Puerto Madero, donde recibió la caluroso despedida de sus hinchas.

El secretario general de Boca, Cristian Gribaudo, afirmó que hay jugadores del plantel “cortados y heridos” por los incidentes en la llegada al estadio Monumental y aseguró que “no están en condiciones de jugar” la revancha de la final de la Copa Libertadores.

Conclusión

También podría gustarte