Condenan a 14 años de prisión a una joven que mató a puñaladas a su amiga

Macarena Lubo, de 25 años, fue condenada a 14 años de prisión por haber asesinado a puñaladas a Florencia Milagros Alegre, de 20, durante una pelea por celos ocurrida en abril de 2018 en la villa bonaerense La Cava. El hecho había quedado grabado en un video que se viralizó luego por las redes sociales.

El veredicto se conoció este viernes por el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de San Isidro según el cual Lubo fue hallada responsable del “homicidio simple”.

El hecho ocurrió cerca de las 18.30 del 3 de abril de 2018 en una canchita ubicada dentro de La Cava de la localidad de Béccar donde las dos jóvenes mantuvieron una pelea en la que Alegre sufrió puñaladas en la zona inguinal derecha y murió dos días después en el hospital general de San Isidro.

En el fragmento del enfrentamiento que quedó filmado y se difundió en redes sociales se vio que Florencia atacó con golpes de puño a Macarena, quien se defendió aplicándole una serie de puntazos con una navaja.

Según las fuentes, antes de morir, la víctima relató lo sucedido a los investigadores y apuntó contra Macarena, quien también quedó comprometida por los dichos de testigos presenciales de la pelea. Por su parte, la acusada estuvo dos días prófuga hasta que se entregó en la fiscalía de Scapolán, y dijo que los problemas con Florencia se debían a que “era muy celosa” de su novio.

Macarena contó que el día del hecho estaba mirando un campeonato de fútbol en la canchita del barrio con su prima Micaela, cuando Florencia “apareció alterada” también con su prima y fue directo a confrontarla.

La acusada aseguró que vio que la prima de la víctima tenía un cuchillo y pensó que quería darle un puntazo, por lo que ella sacó “una navaja” y se defendió. Y añadió que al intentar sacarse de encima a la víctima la “pincho” a ésta sin darse cuenta de la gravedad de las heridas que le había provocado.

El abogado de Lubo, José Vera, informó que apelará el fallo ante el Tribunal de Casación Penal porque, a su criterio, “hubo un exceso en la legítima defensa y no fue de ninguna manera un homicidio simple, ya que no hubo intención de matar por parte de Macarena”.

Tras los alegatos, la imputada pronunció sus “últimas palabras” ante el tribunal y aseguró estar “arrepentida de todo lo que pasó”.

Según las fuentes, durante el juicio declararon cinco testigos: un policía que aportó el video de la pelea, la madre de Florencia, la pareja de Macarena, una prima de la acusada llamada Micaela y una prima de la víctima de nombre Katherine, quienes presenciaron la reyerta y cuyos testimonios fueron clave.

Por su parte, la imputada no declaró, por lo que se incorporó por lectura la declaración indagatoria realizada durante la instrucción de la causa.

Lubo llegó detenida al juicio y continuará en esa condición en la Unidad 47 de la localidad bonaerense de San Martín al menos hasta que se revise la condena.

Minuto Uno

También podría gustarte