Lo atacaron entre seis a la salida de boliche y le partieron la cabeza

Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector

El hecho ocurrió el último sábado, entre las 8 y 9.45 de la mañana, cuando Sergio Gabriel Costanzo decidió abandonar la disco “Jesse James” ( I Casanova)  y regresar a su casa. Cuando caminaba a la altura de la calle Pedro Seguí y Roma, un grupo de al menos seis personas lo siguió y le dio una tremenda golpiza que le produjo múltiples fracturas en el cráneo, lesiones en el rostro y cuerpo.

La secuencia del ataque fue tomada por la cámara de seguridad de una casa, lo que facilitó a la Fiscalía a pedir la detención de a seis personas, entre ellas un menor de edad y un patovica del Boliche. Dos de los seis detenidos quedaron libres: el primero, porque los testigos de la brutal golpiza que recibió el joven no lo reconocieron; el menor quedó en libertad y a disposición de sus padres.

Los testigos que declararon ante la policía y la fiscalía acusan a un custodio de seguridad, conocido como patovica, de darle trompadas, patadas y golpearlo con un palo en la cabeza hasta dejarlo inconsciente, algo que fue posteriormente corroborado por el video. Mientras tanto, la familia espera el parte médico luego de los estudios de alta complejidad que le realizaron.

Según contó Laura, la hermana de la víctima, el joven sufrió todo tipo de hemorragias internas, pero la principal área afectada fue su cabeza. “Estamos esperando el segundo resultado de la tomografía que le hicieron, hasta el momento no nos ampliaron el panorama”, dijo.

Y agregó: “Ayer le hicieron la primera tomografía: tiene unas manchas en la parte frontal del cerebro por los golpes que recibió. Tiene hundimiento de córnea y una mancha en los oídos. Mi hermano está ubicado en tiempo y espacio, nos reconoce a nosotros, pero está dormido. Él recuerda todo lo que pasó, por suerte no tuvo pérdida de memoria”.

Sergio. Así quedó el rostro de la víctima.
En diálogo con TN, Laura sostuvo que los médicos que lo atienden están tratando de que esté “lucido” porque “se despierta y se vuelve a dormir”. “Dice que está cansado. La primera vez que se despertó, su mente seguía ahí: nos decía “¡Basta, dejen de pegarme!” y nosotros le decíamos que se quede tranquilo, que estaba con la familia en el hospital”, reveló.

Por otra parte, remarcó que a su hermano lo “tomaron de sorpresa, lo golpearon y lo dejaron en terapia intensiva” y que la familia está a la espera de las tomografías computadas para poder evaluar las secuelas que pueda llegar a tener. “Todavía no puede relatar lo que paso, es vago lo que dice. Todas las patadas y los golpes fueron a la cabeza”, detalló.

Crónica

También podría gustarte