Intentó suicidarse y la policía logró salvarlo

Vera, un vecino del barrio Fátima, de 34 años fue alojado en el Centro de Salud Mental para ser sometido a una serie de chequeos de rutina debido a que esta mañana intentó quitarse la vida con un cuchillo.

Todo ocurrió cerca de las 06:00 horas en el interior de un kiosco ubicado en la esquina de las calles Mariano Moreno y Entre Ríos de Río Gallegos. Ahí, un hombre completamente fuera de sí estaba sentado, sin remera, bebiendo una botella de vodka que se robó del local y con un cuchillo de carnicero en la mano, amenazaba con quitarse la vida, pasándose el arma por el cuello.

Fuentes policiales consultadas por Santa Cruz en el Mundo indicaron que fue el encargado del local quien solicitó la presencia de los agentes de las fuerzas de seguridad. Los agentes del Comando Radioeléctrico y de la División Comisaría Segunda no tardaron en llegar para asistir al requerimiento.

Debido a la gravedad de la situación –Vera incluso amenazó a los policías con lastimarlos con el cuchillo- también se hizo presente el jefe de la Comisaría Segunda, comisario Walter Aguilar quien intentó convencer al hombre para que desista de su accionar.

Tras momentos de tensión y negociación, Vera finalmente se entregó, fue reducido y contenido para luego ser trasladado al Hospital Regional Río Gallegos. Posteriormente se dispuso su derivación al Centro de Salud Mental.

Trascendió que Vera era una persona conocida del encargado del local, desconociéndose porque se encontraba en esa situación, más allá, del evidente estado de ebriedad que tenía.

También podría gustarte