La revista Nature publicó un artículo del docente de la UNPA, Dr. Pablo Peri

Es la primera vez que la publicación científica de mayor prestigio e impacto a nivel mundial incluye una producción de un docente investigador de la universidad. La investigación refleja un trabajo de campo de más de 16 años en todo el territorio de Santa Cruz que permitió validar la relación entre el contenido de carbono en el suelo y las especies de plantas en peligro de extinción.

En su edición de esta semana la revista Nature, publicación científica de mayor prestigio e impacto a nivel mundial, publicó el artículo ‘Soil carbon is a useful surrogate for conservation planning in developing nations’, cuyo primer autor es el Dr. Pablo Peri, docente-investigador de la Unidad Académica Río Gallegos de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, referente del INTA e integrante del Centro de Investigaciones y Transferencia ‘Santa Cruz’.

La publicación responde a la problemática de definir la ubicación óptima de áreas para la conservación de la biodiversidad en países en desarrollo, tarea que se realiza mayormente a partir de datos de observación de especies georreferenciadas que a menudo son incompletos o inexistentes en estas naciones y la solución que aporta es el uso de indicadores como el carbono del suelo para predecir la biodiversidad de plantas en peligro de extinción.

En este trabajo el equipo conducido por Peri – e integrado por Romina Lasagno, Guillermo Martínez Pastur, Rachel Atkinson, Evert Thomas y Brenton Ladd- evalúa el valor potencial del carbono del suelo para la predicción espacial de especies amenazadas mediante mediciones directas realizadas en las parcelas permanentes de la Red PEBANPA en la Patagonia Austral, así como una amplia gama de variables climáticas derivadas de SIG.

Una de las principales conclusiones es que el carbono del suelo podría ayudar a priorizar los sitios en la planificación de la conservación.

El Dr. Peri explicó que se trata de “un trabajo hecho en equipo con distintas instituciones; nuestra universidad junto con el INTA, el CONICET, el CADIC, con investigadores de Australia” que “relaciona el contenido de carbono en el suelo de toda la provincia, a partir del monitoreo permanente que se realiza en el marco de la Red PEBANPA, con las especies de plantas que están en peligro de extinción y esto involucra bosques de lenga, de ñire, los mallines, la estepa, la estepa arbustiva, todos los ecosistemas que tenemos en la Santa Cruz”.

“Fue un aporte original. Es la primera vez en el mundo que se reporta. Había teorías y conceptos al respecto y nosotros desde Santa Cruz pudimos demostrarlo con datos reales a partir del trabajo de campo”, acotó el investigador de la UNPA, quien consideró que estos resultados “aportan una mirada mucho más profunda desde la conservación y nos permiten sentarnos con quienes deciden en la creación de reservas o rever cuánto de la biodiversidad o especies en extinción esas reservas sostienen”.

Peri remarcó que esto es fruto de “16 años de trabajo continuo, de mucho esfuerzo, no solamente económico, porque acá hay análisis químicos de suelo, todo el seguimiento de las variables climáticas y el repaso de las parcelas de biodiversidad”.

“Siempre digo que un investigador tiene que publicar lo que investiga porque por detrás hay un financiamiento, del estado mayoritariamente, para que obtengamos resultados que tienen que ser útiles a la sociedad y cuando digo a la sociedad me refiero o al sector productivo o a entidades más relacionadas a la conservación”, sentenció. El artículo se encuentra disponible en https://www.nature.com/articles/s41598-019-40741-0

Calidad e impacto

Nature es la revista científica más leída por científicos e investigadores de todo el mundo siendo la mayor parte de los artículos exposiciones de trabajos de investigación muy técnicos. Sin embargo también incluye editoriales y noticias científicas de carácter general, así como artículos sobre política científica en diferentes países, críticas de libros técnicos y de divulgación y artículos sobre la historia y el futuro de algunas disciplinas científicas. La publicación lidera el primer puesto

de los principales rankings de indicadores de calidad, factor de impacto y los Journal Citation Reports (Thompson Reuters y Scopus). Nature se publica desde el año 1869.

Para la mayoría de los científicos publicar en Nature constituye una marca de prestigio. La revista rechaza en torno al 95% de los artículos que le son enviados para la revisión por pares. Los artículos publicados aparecen en ocasiones reseñados por la prensa general y se considera que se encuentran a la vanguardia de la investigación científica.

También podría gustarte