Irán: condenan a 38 años de prisión y 148 latigazos a una defensora de derechos humanos

Un tribunal iraní sentenció a prisión a la abogada y activista de derechos humanos Nasrín Sotoudeh, quien aboga por la abolición de la pena de muerte en el país y se opone al uso obligatorio del hiyab para las mujeres. La condena fue anunciada por su esposo, Rezá Jandán, en su página de Facebook este 11 de marzo.

Sotoudeh, de 55 años, fue detenida en junio de 2018 y acusada de espionaje, propaganda e insultos al líder supremo de Irán. La oficina de aplicación de condenas de la cárcel de Teherán donde permanece la activista le comunicó que había sido declarada culpable de siete cargos y condenada a 33 años de prisión y 148 latigazos, además de la condena de cinco años que ya estaba cumpliendo.
Fue condenada por “incitar a la corrupción y la prostitución”, “cometer abiertamente un acto pecaminoso apareciendo en público sin hiyab” y “alterar el orden público”, entre otros cargos, informa Amnistía Internacional. No obstante, Rezá Jandán dijo a AFP que Sotoudeh solo cumplirá la sentencia más larga de los siete cargos, de 10 años.

La organización internacional criticó la condena injustificada a la activista. “Es indignante que las autoridades iraníes estén castigándola por su labor en favor de los derechos humanos”, dijo Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África.

En 2010, Nasrín ya fue condenada a seis años de prisión por cargos de propaganda antiestatal y conspiración para dañar la seguridad nacional de Irán. En octubre de 2012, estando en prisión, recibió el Premio Sájarov para la Libertad de Conciencia, y en septiembre de 2013 fue excarcelada junto con otros 10 presos acusados ​​de delitos políticos.

“Los gobiernos que tienen influencia sobre Irán deberían aprovecharla para presionar en favor de la liberación de Nasrín Sotoudeh. La comunidad internacional (…) debe adoptar públicamente una postura firme en contra de esta lamentable condena e intervenir con urgencia para garantizar su liberación inmediata e incondicional”, destacó Luther.

Conclusión

También podría gustarte