Masacre en San Pablo: un atacante era fanático de las armas y de Bolsonaro

Los brasileños Luiz Henrique de Castro, de 25 años, y Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, ingresaron el miércoles a una escuela de la ciudad de Suzano, en San Pablo, y mataron a tiros a al menos seis menores y a dos funcionarios escolares. Luego, los agresores terminaron con sus propias vidas, según informó la policía local.

La investigación apunta a que Guilherme mató a Luiz Henrique y luego se suicidó. La policía deslizó que los dos asesinos tenían un “pacto” según el cual realizarían el ataque y luego se matarían. De acuerdo con O Globo, ambos agresores eran vecinos y ex alumnos de la escuela afectada.

Según el secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, João Camilo Pires de Campos, aún no se sabe la motivación del crimen.

Por otro lado, se supo que Monteiro era amante de las armas y fan de Bolsonaro. Además, el adolescente dejó la escuela el año pasado tras “problemas”, indicó el funcionario. La policía dijo que los atacantes habían buscado en Internet material sobre matanzas en escuelas de EE.UU.

El perfil de Facebook de Guilherme Monteiro, recuperado por la prensa brasileña, apunta a un mundo de videojuegos, clubes de armas y admiración por la defensa de la liberación de armamento que realizan Bolsonaro y su familia, algo que el jefe del Estado hace desde siempre.

Según el perfil de Facebook, Monteiro durante la campaña electoral apoyó activamente a Bolsonaro. Una de las primeras medidas de gobierno de Bolsonaro fue una promesa de campaña: flexibizar la tenencia de armas.

El adolescente publicó fotografías de Bolsonaro con la frase “mi candidato es apoyado por la policía y el suyo es buscado por ella”, al compararlo con el detenido ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, del opositor Partido de los Trabajadores (PT). También replicó los posts del diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, portando un arma con la frase: “Saben por qué el Movimiento Sin Tierra no invade mi propiedad”.

En enero Bolsonaro y su ministro de Justicia, Sergio Moro, cumplieron la promesa de campaña de flexibilizar el porte de armas en los hogares.

El presidente condenó como “cobarde” y “monstruoso” el episodio, mientra que su hijo, el diputado Eduardo, comparó tener un arma con poseer un automóvil.

“Mi crítica es que en Brasil debería existir -dijo Eduardo Bolsonaro anoche- un estudio sobre el uso defensivo del arma y no del uso agresivo. El arma es un pedazo de metal, hace tan mal como un automóvil. Armas no matan a nadie, lo que matan son las personas, lo mismo con cuchillos, piedras, pistolas”.

La policía investiga si una comunidad de ‘gamers’ en la llamada Internet profunda o “deep web” no habría influido en la preparación de la masacre, según la cadena de noticias Globo, pero en las redes sociales el adolescente era un fanático de las armas, con participación en páginas como “Eu AMo armas”y Portal Arma de Fogo.

El Facebook ya fue desactivado pero pudieron verse 30 fotografías de Monteiro con la misma ropa con la cual cometió la masacre en el colegio Raul Brasil de la ciudad de Suzano, a 56 kilómetros de San Pablo.

Marcelo Salles, comandante de las fuerzas policiales en San Pablo, dijo que los atacantes suicidas usaron al menos una pistola calibre .38, bombas caseras, hachas, una ballesta, un arco y flechas.

Los incidentes con armas en las escuelas no son comunes en Brasil, pese a que el país ostenta la cifra más alta de homicidios anuales del mundo. El último ataque registrado con armas de fuego en una escuela fue en 2011, cuando murieron 12 menores a manos de un ex alumno en Río de Janeiro.

Si bien las leyes de control de armas son muy estrictas en Brasil, no es difícil comprar una pistola de forma ilegal, según señala Infobae.

Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte